12 diciembre 2011 Entretenimiento

Concierto de música clásica en el Kursaal
La música es un verdadero regalo para los sentidos. Además, se trata de un arte que se puede aprender a cultivar desde la más tierna infancia en tanto que muchos niños acuden al conservatorio a una edad muy temprana para estudiar solfeo o tocar un instrumento. Pues bien, este fin de semana, un público infantil que en su mayoría tenía una edad inferior a diez años, disfrutó y mucho, de un magnífico concierto de música clásica celebrado en el Kursaal.

El repertorio de canciones estuvo magníficamente interpretado por La Banda y Orquesta Juvenil Ciudad de Melilla. El evento tuvo lugar a las 12:00. La ilusión se palpaba en el ambiente al compás de un repertorio en el que destacan títulos como Out of Africa de J.Barry, The Beauty and the Beast de A. Menken y Think of me de A.L.Weber. Además, la orquesta tocó temas tan especiales para los niños como Aladdin.


El objetivo de este concierto era acercar a los niños hasta la música de una forma lúdica, amena y entretenida. Pero además, afortunadamente, nos acercamos a una época como la Navidad en la que es posible disfrutar de conciertos con motivos de esta época, por ejemplo, en muchas ciudades se organizan concursos de villancicos. A través de la música se fomenta la sensibilidad auditiva, el gusto musical, el arte de la escucha, y también, a través de la música se conecta con las emociones. Es positivo que se lleven a cabo iniciativas para que los niños conozcan la música clásica, sencillamente, porque se trata de un género musical diferente al que suelen conocer los niños gracias a sus ídolos musicales.

Más información | El Faro Digital
Foto | Somos Ochenteros

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ventajas de tocar un instrumento 22 febrero 2012
  2. 100 SoundCloud Folowers 17 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *