1 noviembre 2016 Actualidad, Educación

la lectura y los niños

Hacer que nuestros niños amen la lectura y se dejen llevar por la magia de los libros no suele ser tarea fácil, mucho más en estos tiempos en los que la tecnología ha venido a ocupar casi todo el tiempo de ocio del que disfrutan. Sólo con constancia y, sobre todo, con un buen ejemplo, podremos conseguirlo.

En Reino Unido han querido saber cuáles son las preferencias, características y filias que unen al mundo de la infancia con los libros. Por ello han realizado dos estudios académicos para acercarse a esos datos que, a menudo, tanto cuesta conseguir. Tras examinar a más de ochocientos mil niños británicos el resultado ha sido de lo más revelador: los varones leen menos y su comprensión lectora es peor.

Keith Topping ha sido el artífice de estos dos estudios de investigación académica en los que han participado un grupo importante de estudiantes británicos con edades comprendidas entre los 5 y los 18 años. Dos estudios distintos, uno para conocer los gustos, frecuencia y hábitos con los libros, y el otro para conocer la comprensión lectora. Al fusionar ambas investigaciones se ha comprobado que los niños son peor lectores que las niñas en muchos y variados aspectos.

Si bien los varones prefieren las lecturas de no ficción, tienden a saltarse páginas o abandonar el libro sin terminar de forma asidua. El número de lecturas es inferior y no suelen ser metódicos, ni seguir una rutina. También en la comprensión lectora son inferiores a las niñas, ya que según se ha comprobado no procesan la palabras ni ahondan en el tema, tampoco se concentran de forma adecuada.

niños leyendo

Estos estudios desvelaron, también, que el autor favorito de los niños, independientemente de su sexo, es Roald Dahl, aunque los más mayores destacan a Harry Potter como su personaje de ficción favorito. En cualquier caso, Topping, incide en la necesidad de introducir la lectura como un elemento más en el plan de estudio de los escolares, haciendo que los maestros, bibliotecarios o asistentes de clase, puedan guiar y ayudar a los niños con el fin de convertirles en buenos y eficaces lectores.

Vía | El Español
Fotos | Mamá de alta demanda y Mumablue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *