31 agosto 2016 Alimentación, Salud

los azúcares añadidos en la dieta infantil

Una de las asignaturas pendientes en la actualidad, en los países desarrollados, es la alimentación de los niños. A pesar de que somos los padres los que debemos dar ejemplo y ser estrictos en llevar una dieta adecuada, lo cierto es que cada día son más los problemas de salud que se presentan debido a una mala alimentación. Las comidas preparadas, el exceso de dulces o los refrescos, se han convertido en los verdaderos enemigos de una buena y equilibrada alimentación, sobre todo en los más pequeños.

Según los últimos datos que maneja la Asociación Americana del Corazón, el consumo de azúcares añadidos en la alimentación de los niños se ha disparado de forma alarmante, lo que provoca niños con problemas cardiácos, cada vez a más temprana edad, y el terrible monstruo de la obesidad que sigue siendo el gran problema de salud en nuestra sociedad.

Sólo 25 gramos de azúcares añadidos al día para los niños

Según los expertos que han realizado esta valoración, han tenido que poner límites en el consumo de azúcares añadidos para los niños. Así lo han establecido en una cantidad de 25 gramos al día, como máximo, lo que corresponde a 100 calorías al día o 6 cucharaditas de azúcar. Rebasar ese límite es estar causando un grave peligro en la salud de nuestro niño.

Para que la medida quede establecida para todos igual, se ha estimado que sirva para todos los menores igual, entre los 2 y los 18 años. Como bien es sabido, los menores de 2 años no deben consumir productos que han sido azucarados de forma artificial, ya sean zumos o néctares de frutas que tienden a confundirnos con bastante asiduidad.

Alimentos con azúcares añadidos

Ya hemos visto como algunos alimentos pueden parecer sanos a priori pero que no lo son tanto si comprobamos que llevan azúcares añadidos. Los néctares y zumos de fruta suelen ser los más propensos a confundirnos. Pero también lo encontramos en barritas energéticas, yogures o postres.

Los que más abusan de esta sustancia es la bollería industrial y los refrescos. Según los cardiólogos, es en ellos donde se encuentra el mayor peligro especialmente por el uso abusivo que hacen los niños de estos alimentos. De hecho, los 25 gramos de azúcares añadidos para el consumo diario, correspondería a una lata sola lata de refresco.

azucares añadidos

A más consumo de azúcares añadidos, menos alimentación sana

Está demostrado que cuanto más consumo hacen los niños de comidas endulzadas artificialmente, menos uso hacen de la alimentación natural y equilibrada. Es evidente que si se toman un refresco de cola, por ejemplo, o se toman un bollo de chocolate, menos espacio dejan para tomar fruta, cereales o verduras, por ejemplo.

Como suele pasar a lo largo de la crianza de nuestros niños, nuestro ejemplo va a ser la única y más preciada lección que ofrecerles. No olvidemos que una mala alimentación, en este caso sobrecargada de azúcares añadidos, condena a los pequeños a tener problemas de corazón, hipertensión y obesidad, entre otros muchos.

Vía | Infosalus
Fotos | Contenido y Educación alimentaria

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *