13 noviembre 2017 Alimentación

alimentos ricos en hierro

La alimentación que ofrecemos a nuestros hijos es fundamental para un perfecto desarrollo, tanto físico como psíquico. A lo largo de sus primeros años se construye todo el andamiaje de su ser que le va acompañar el resto de su vida, por eso, dependiendo de los nutrientes que les ofrezcamos, así de sólido y firme será.

Una dieta equilibrada debe estar compuesta por todos los minerales y las vitaminas que los alimentos nos ofrecen. La falta de algunos de ellos, pueden traer graves consecuencias en su salud y en su desarrollo. Uno de los fundamentales es el hierro y resulta imprescindible en la época de la infancia, la ventaja es que lo podemos encontrar en multitud de alimentos.

El hierro evita la anemia

Una de las consecuencias más graves que tiene la falta de hierro en nuestro organismo es la anemia, por eso en situaciones especiales como el embarazo o durante el crecimiento de los niños, es importante mantener los niveles de hierro en un nivel adecuado.

El hierro facilita el transporte de oxígeno a los tejidos, haciendo que la sangre circule con un buen ritmo a través de nuestro organismo. Además, actúa en conjunto con otros nutrientes, como la vitamina B, con el fin de estimular la resistencia física, de hecho lo que hace es oxidar la glucosa para convertirla en energía. Resulta imprescindible, también, para la formación de proteínas de los músculos, las células rojas y los huesos.

alimentos con hierro

Dos tipos de hierro: el vegetal y el animal

Nuestro organismo absorbe el hierro a través de los alimentos. Este mineral se encuentra en dos versiones: el de origen vegetal y el de origen animal.

El de origen vegetal también se conoce como Hierro no Hemo y se absorbe en menor medida. Está presente en algunos alimentos vegetales y, también, en los lácteos. Este hierro es menos efectivo en nuestro cuerpo ya que los vegetales contienen otro tipo de sustancias que dificultan este proceso.

El hierro de origen animal es el llamado Hierro Hemo y se encuentra, en grandes cantidades, en la hemoglobina (glóbulos rojos) y la mioglobina (músculos). Este hierro lo absorbe nuestro organismo hasta tres veces más que el de origen vegetal.

niña comiendo carne

Alimentos ricos en hierro

Tras conocer las diferencias de ambos tipos de hierro es evidente que las carnes rojas, y en especial la de ternera o buey, son los que más aporte de hierro nos ofrecen. Otro alimento animal rico en hierro es el hígado. Pero también son muy importantes los mariscos de concha, en especial los berberechos, mejillones y almejas. En cuanto a los pescados nos encontramos con las anchoas, las sardinas y los boquerones.

En cuanto al hierro de origen vegetal lo encontramos en las verduras de hoja verde como las espinacas y las acelgas. También se encuentra en los frutos secos como las nueces, pistachos y almendras tostadas. Las legumbres también son una buena fuente de hierro, en especial las lentejas, los garbanzos, los guisantes… Los productos integrales también aportan su dosis: trigo, pan, arroz, pan de avena…

Sin embargo, para que el hierro se pueda absorber bien debemos evitar ciertos alimentos, especialmente si estás pasando por una época en la que los niveles de hierro son mínimos o si necesitas un aporte extra. Estos alimentos son: café, té, yema de huevo, leche y suplementos de fibra.

Vía | Nutricionista en casa
Fotos | Dónde ir, Telemundo y Calorías y nutrientes

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *