3 agosto 2013 Salud

Correr

El running es una actividad que en los últimos tiempos se ha puesto de moda, muchos mayores decidieron comenzar a realizar esta actividad, y como suele suceder los niños los quieren imitar. Los padres debemos saber su ellos están o no preparados para hacerlo.

La Doctora Eve Ferrer señala que correr, para los niños, debe ser un juego: “Siempre es más sencillo hacerle practicar deporte si se trata de una actividad divertida, que él no sienta como una obligación. Si decidimos salir a correr con ellos, tenemos que enfocarlo como un momento de recreo y dejar que ellos den en todo momento su opinión al respecto.

Existen algunos puntos clave que debemos tener en cuenta cuando los pequeños salgan a correr. Tengamos en cuenta que los niños no son adultos pequeños, ellos tienen otro tipo de organismo y requieren de otras cosas, por esa razón los adultos son los que deben adaptar la rutina de enfrenamiento a los pequeños y no al revés.

Los niños no tienen que sentir que salir a correr es una obligación, para ellos debe ser un juego, una actividad divertida. Es fundamental que se sientan libres que puedan disfrutar de ese momento descubriendo la naturaleza que lo rodea o viendo cosas que antes podían pasar desapercibidas para ellos.

No se aconseja que esta actividad sea realizada por niños menores de 5 años de edad. Recién a los cinco los pequeños alcanzan cierto grado de maduración que les permite comenzar a correr.

Desde los cinco a los ocho años de edad el running puede empezar a convertirse en un juego. El objetivo no es que se corra de forma técnica sino que implique una diversión, lentamente se pueden ir aumentando las distancias a recorrer. Cuando un pequeño corre fortalece sus piernas, mejora su sistema cardiovascular y también el sistema respiratorio.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Fe Ilya

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *