21 diciembre 2015 Compras

Número de regalos

Una buena parte de las ventas anuales que realizan las compañías jugueteras, se efectúan en la época de Navidad y Reyes; desde ese punto de vista es lógico que asistamos a esa especie de ‘bombardeo’ publicitario que inunda nuestros hogares desde hace semanas. Sin embargo nuestros peques no deberían recibir todo lo que desean, no es educativo y les puede dar una idea equivocada de que en la vida se puede conseguir cualquier cosa con solo desearla; al fin y al cabo, estamos hablando de adquisiciones materiales que sólo tendrían un pequeño impacto en caso de carecer de ellas.

Estoy convencida de que tus hijos se ilusionarán igual con 3 o con 7 regalos, pero la primera opción es más sensata (y desde luego más económica); además coincide con la recomendación más extendida: no más de 2 / 3 regalos por niño, diría incluso que si uno de ellos es muy caro y el niño es grande, será más que suficiente. Son fechas bonitas, por el significado, por que nos reunimos con familia y amigos, y por que disponemos de más tiempo libre; y sin embargo, nos solemos exceder en comida y regalos. Además al importar costumbres de otros países, se viven situaciones exageradas, como tener regalos el 25 por la mañana y el 6 (de enero); seguro que con un poco de organización podemos reducir un poquito la cantidad de juguetes que reciben nuestros vástagos.

Estos son algunos de los consejos que os podemos dar:

  • Ten en cuenta los intereses reales de tus hijos.
  • Conversa con la familia extensa para asegurarte de que entienden tu punto de vista: podéis comprar un par de regalos caros entre todos, puedes pedirles que les den dinero (para ahorrar, que no para gastar), o que les compren un libro, un pequeño juego de mesa, ropa, etc…
  • Habla con los niños acerca de lo afortunados que son; ayúdales a reducir la lista de deseos, preguntándoles si de verdad quieren lo que están pidiendo.
  • Revisad juntos varios catálogos de juguetes para comparar características, hablad sobre las características de los juguetes que quiere pedir.
  • Haced juntos la carta, y una vez hecha, si es muy larga, ofrécele ayuda para recortarla un poco.
  • Si regalas por Navidad, y también por Reyes, reparte los juguetes entre las dos fechas; por ejemplo un paquete ahora, y dos más adelante.

Se trata de mantener la ilusión pero evitando el consumismo; y ayudando a que los hijos se impliquen en la elección, que cuando más meditada, más satisfactoria será

No olvidemos de que además de que regalar muchísimos objetos es poco educativo, tener tantos juguetes acaba haciendo que los niños se aburran con ellos, y en cierta forma también desalientan la imaginación. Una solución práctica en caso de que falle la ‘negociación’ con tíos y abuelos, es pedirles a nuestros hijos, una vez pasen las fiestas, que hagan una donación a un centro de menores, porque siempre hay alguien en peor situación que uno mismo, pero los juguetes a todos los niños les gustan.

Más arriba he comentado que el número ‘ideal’ serían 2 / 3 juguetes, no pasa nada si son 4, es una cifra flexible, pero la idea central es siempre evitar el exceso.

Foto | Flickr-jimmiehomeschoolmom

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *