4 agosto 2014 Actualidad

La tía sin hijos de tu peque ahora se llama PANK

Cuando creíamos tener dominados todos los términos para definir las relaciones familiares, encontramos uno nuevo PANK. Lo que no es nuevo es lo que define: tía trabajadora sin hijos que adora a sus sobrinos. Es un término inglés (professional aunt, no kids) que está calando fuerte en las empresas turísticas y comerciales que, han descubierto un nicho de mercado poco explotado.

Las PANK de cuando éramos niños eran básicamente iguales, nos consentían y tenían detalles que todos agradecíamos. Sus vidas eran fascinantes comparadas con las de nuestras abnegadas mamás y solían tener ingresos suficientes para poder darnos caprichos muy especiales. Pero entonces se las llamaba solteronas o, si estaban casadas eran objeto de comentarios por no tener niños. Hoy las cosas han cambiado, elegimos nuestra vida, si queremos o no ser madres y si lo hacemos con o sin pareja.

Lo que no cambia es el tremendo cariño que las tías sin niños suelen sentir por sus sobrinos y viceversa. Son como una versión juvenil de una abuela, más libre y moderna. Juegan con ellos, son sus cómplices, les animan a hacer cosas de mayores y les consienten lo que los padres no. Presumen de sobrinos siempre que pueden y les tienen siempre en cuenta. Al ser mujeres profesionales sin niños suelen tener menos problemas económicos que los padres y les compran todo tipo de caprichos. En Reino Unido se calcula que de media una PANK gasta casi 300 euros por sobrino y año. Las PANK también viajan con sus sobrinos y están empezando a aparecer paquetes vacacionales específicos para ellas.

Pronto tendrá que salir la versión masculina de las PANK (¿PUNK?), porque los hombres sin niños también suelen volcarse con sus sobrinos, aunque a su manera. Pero no reconocerles el mérito es injusto.

Vía | The Guardian
Foto | Flickr-Dalona

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *