18 abril 2011 Actualidad, Salud

Los trastornos del gusto pueden causar obesidad y anorexia
Según una investigación de la University of New South Wales, el porcentaje de niños australianos con problemas para detectar sabores es de un 10 por ciento. Es decir, uno de cada diez niños en Australia no distingue algún sabor: dulce, amargo, ácido, salado y umami. Esta cifra implica un problema de salud pública según la OMS que marca el límite máximo tolerable en un 4 por ciento de casos para una enfermedad o trastorno.

Los autores evaluaron el sentido del gusto de 432 escolares aborígenes y no, de entre 8 y 12 años de 6 colegios de Dubbo. Se pidió a cada niño que identificara el gusto de seis bebidas aguadas con cantidades diversas de azúcar, sal, alimento ácido, cafeína o agua. Constataron que el 10 por ciento de los no aborígenes y el 10 por ciento de los aborígenes no podían distinguir los sabores añadidos a las bebidas. La mayoría de los niños tuvieron problemas para distinguir el sabor dulce y muchos además tenían otro desorden de sabor.

El neuropsicólogo David Laing, coautor del estudio explica que, “Si pierdes el sentido del gusto y sólo es, por ejemplo, el dulce o el ácido, cambiarás tus hábitos alimentarios y como consecuencia, por la información que tenemos hasta ahora, puedes convertirte en obeso o anoréxico”. Añade que, “Aunque no decimos que, por ejemplo, todos los niños obesos tienen un trastorno del gusto, hay un porcentaje razonable que será obeso o anoréxico como resultado de un cambio en su gusto, que puede suceder por varias enfermedades, por toma de drogas, y no me refiero a drogas ilegales. Me refiero a tratamientos médicos que usan medicamentos, antibióticos, etc.”

En el caso de los niños aborígenes, los menores de 6 años tienen una alta tasa de otitis que podría explicar la incidencia de este trastorno.

Vía | El Universal
Foto | Flickr-fmgbain

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Si los padres están estresados los niños comen mal 20 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *