7 marzo 2014 Otros

Manchas ropa niños

Es imposible encontrar a un niño que no se manche. Por muy cuidadoso que sea, tranquilo o responsable, las manchas y los niños van unidos de forma inseparable. A la hora de comer, de jugar o de hacer sus tareas escolares, raro es el día que no nos aparezca con la ropa tiznada de alguna que otra desagradable sorpresa. Algunas de ellas saltan con el lavado normal, pero otras requieren de unos trucos un tanto especiales. ¿Quieres conocerlos?

  • Chocolate. Bastará frotar con un paño humedecido y unas gotitas del lavavajillas. Lo metemos con el resto de la colada.
  • Grasa. Lo más fácil y rápido es espolvorear con polvos de talco, colocar un papel absorbente encima y planchar con la temperatura muy baja.

  • Hierba. Ponemos la prenda a remojo durante unas horas y después la lavamos normal pero con el agua muy caliente. Si es blanca, aclaramos con agua caliente y lejía, seguidamente volver a aclarar con agua fría a la que habremos añadido unas cucharadas de vinagre. Mejor si la secamos al sol.
  • Tinta de bolígrafo o rotulador. Tratar la mancha con alcohol y lavar con normalidad. También puedes dejarla toda la noche a remojo con un yogur y al día siguiente lavar.
  • Fruta. Si la mancha es reciente frotar con agua fría. Si se ha secado y, además es fruta ácida, hay que tratarla con agua y amoniaco y aclarar bien.
  • Pegamento. Necesitaremos acetona o quitaesmaltes y darle varias veces hasta que desaparezca, después se lava con normalidad.
  • Barro. Dejarlo secar y cepillar. Después pasaremos un cepillo húmedo para, a continuación, lavar en agua con jabón y en agua con vinagre.

Vía | Ser Padres
Foto | Wallpaper

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *