23 diciembre 2010 Viajar

Viajes de Navidad en familia
La Navidad es un tiempo de reencuentros, por tanto, es habitual que muchos padres viajen con niños para celebrar la Nochebuena junto al resto de tíos, primos, abuelos… De este modo, el niño toma conciencia desde pequeño de la importancia de tener contacto con la raíces y, además, también es partícipe de que para mantener un vínculo afectivo, es necesario hacer un esfuerzo por compartir tiempo en común. No sólo durante el mes de diciembre sino también durante el resto del año.

En general, los niños cuando van de viaje son un tanto impacientes, es decir, tienen muchas ganas de llegar al destino. Una actitud que en algunos momentos puede llegar a poner nervioso al conductor. Tal vez por eso, para realizar viajes largos, conviene tener presente que existen otros medios de transporte excelentes para viajar en familia, por ejemplo, el tren. De hecho, cuando los niños viajan en tren también tienen tiempo para jugar con algún juguete.


En caso de viajar en coche siempre es mejor realizar algunas paradas para que el niño también pueda cambiar la rutina y así el tiempo se le haga más ameno. Además, mientras vamos en el coche podemos aprovechar para jugar a juegos típicos, como por ejemplo, las adivinanzas. Del mismo modo, también podemos enseñar al niño a disfrutar con el paisaje que se observa desde la ventanilla.

En relación con el equipaje de los niños, es necesario llevar lo justo y además, ser prácticos para evitar el exceso de peso en la maleta. Viajar en Navidad es muy habitual puesto que los reencuentros llenan de magia el calor del hogar. Y los niños, viven al cien por cien el encanto de estas fechas. Los trayectos de Navidad no sólo son un recorrido en el espacio sino también, un viaje en el sentimiento y en retorno hacia el cariño.

Foto | Presupuesto Cero

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *