Clínica Sveltia: motivación para ir al dentista

Clínica Sveltia: motivación para ir al dentista

Escrito por: Maite Nicuesa    1 septiembre 2011     2 Comentarios     2 minutos

Ir al dentista es algo que no sólo da miedo a algunos niños, sino también, a muchos adultos. La verdad es que en este sentido, los miedos a veces, están marcados por malas experiencias previas. Lo bueno es que existe una gran cantidad de profesionales así que en caso de no estar contento con alguien siempre se puede cambiar. Pues bien, hoy me gustaría hablaros de Clínica Sveltia que inició su andadura en el año 2009. Ofrece un servicio novedoso en el que seguramente, se tiene en cuenta al paciente en su sentido integral, es decir, como persona que puede tener dudas e inseguridades.

Por ello, al igual que en los cursos para superar el miedo a volar, te aportan información de qué es lo que sucede en un vuelo, en este caso, Clínica Sveltia ha lanzado una campaña para favorecer la superación del miedo al dentista que tienen los niños. La clave de esta campaña se basa sencillamente en la información detallada para que los peques sepan qué es lo que pasa en cada momento dentro de la consulta de un dentista.


Para empezar, y de forma muy positiva, se fomenta el hecho de ver al dentista como un amigo al que se debe visitar una media de dos veces al año, simplemente, porque se debe concienciar a los niños de que la dentadura debe de estar bien toda la vida. Y para poder cuidarla, además del cepillado habitual y no abusar de los dulces, es necesario ir al dentista con ilusión y sin miedo. Los niños cuando van al dentista, se sientan en una silla muy especial que les puede resultar atractiva. Serán recibidos por un asistente muy amable y cercano. Además, los papás también estarán cerca para tranquilidad de los peques.

Una vez sentado deberás abrir muy bien la boca ya que es la forma de examinar el estado de tu dentadura. En caso de caries, deberán curarte el diente con un aparato que puede hacer vibrar las piezas dentales pero que no duele absolutamente nada. Dependiendo del tratamiento que necesites, deberás consultar con mayor o menor regularidad a ese dentista que en cuanto le conozcas seguro que se convierte en tu mejor amigo. Y no olvides que dentista empieza con la “d” de diversión.

Más información |Clínica Sveltia
Foto | Atenloco


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.