Consejos para decirle a nuestro hijo que es adoptado

Consejos para decirle a nuestro hijo que es adoptado

Escrito por: Sacra    18 julio 2017     Sin comentarios     3 minutos

Según los expertos, la mejor manera de decirle a un niño que es adoptado es hablar de forma clara, directa y honesta. Y cuanto antes lo sepa, mejor.

La infertilidad en las parejas, la compasión ante un niño abandonado o la solidaridad con el género humano, son algunas de las causas que pueden llevar a una familia a lanzarse al acogimiento de un niño. La adopción es un acto de generosidad en el que el amor debe estar presente en todo momento. Abrir nuestra casa y nuestro corazón a un ser totalmente indefenso, y darle lo mejor de nosotros, es convertir al mundo en un lugar mucho más habitable, generoso y hermoso.

Pero son muchas las dudas que se apoderan de los padres adoptivos, especialmente conforme sus hijos van creciendo y necesitan de algunas respuestas. ¿Cómo le decimos al niño que es adoptado, de tal forma que no le hagamos daño? Según los expertos, no existe nada mejor que la honestidad. Ser directos y sinceros es la mejor fórmula.

Modo simple, directo y honesto

La edad es importante para decirle a nuestro niño que es adoptado, pero lo es mucho más su punto de madurez. No todos los niños maduran de igual forma, por lo tanto debemos tener en cuenta que ya esté preparado para ello. Es sobre los cinco años, más o menos, cuando los peques empiezan a bombardearnos con esas preguntas, totalmente vitales para ellos, pero que a menudo no sabemos bien cómo contestar. ¿Cómo nacen los bebés? ¿Dónde estaba antes de estar aquí? o, incluso, ¿Qué pasó entre mamá y papá para que llegara al mundo?

Todas las preguntas de nuestros hijos tienen que encontrar una respuesta. Ésta debe ser sincera y honesta, aunque adecuada a su edad y conocimiento. Los niños tienen una especial habilidad para captar las mentiras, y aunque no lo hagan en el momento, a medida que vayan creciendo se darán cuenta que algo le hemos ocultado. No entenderán que era por su bien, o por miedo a su reacción, y lo único que vamos a crear es una desconfianza hacia los adultos, haciendo que todo su futuro se base en la creencia de que todo cuánto le rodea es una farsa y una mentira.

En los niños adoptados, cuando intentamos proteger ese “secreto”, este abismo se produce de forma más intensa y dolorosa. Así que lo mejor, y según aconsejan los expertos, es que lo sepan desde el primer momento. Muchos padres utilizan cuentos o historias que puedan parecer ficción, pero que nos irán allanando el camino. Es aconsejable no utilizar palabras como “adopción”, mejor “cuando nos encontramos”, “cuando fuimos a recogerte”, y siempre en un contexto positivo, como una experiencia única y maravillosa.

familia de adopción

Un álbum de recuerdos, un cuento y, sobre todo, mucho cariño

Un álbum con recuerdos, desde su primer encuentro, puede ser una buena herramienta para repasar juntos esos primeros días: fotos del viaje cuando fueron a recogerlo, el primer encuentro o las siguientes vivencias en cuanto llegó a casa, son una forma de conectar al niño con su verdadero pasado, aquel que ha sido real y que se ha construido a base de cariño y protección.

En cualquier caso, los expertos siempre te podrán orientar sobre el modo de enfocar y responder a sus preguntas. Cada niño es un mundo y sus necesidades son distintas.

Vía | Consumer
Fotos | Understood y Psicodiagnosis


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.