Descubriendo al niño superdotado

Descubriendo al niño superdotado

Escrito por: Sacra    22 enero 2010     14 Comentarios     2 minutos

La única forma de saber si tu hijo es un niño superdotado, de una forma segura, es tras el examen de un profesional especializado en el tema. De todos modos puedes observar que tu hijo, desde muy temprana edad, posee ciertas características que le diferencian del resto, aun teniendo en cuenta que cada niño es irrepetible y particular, existen ciertas aptitudes generalizadas que nos pueden dar a entender que estamos frente a un niño con una inteligencia superior a la media.

A fin de que puedas hacerte una leve idea, aquí te dejamos algunas características que pueden presentar este tipo de niños.

  • Dice su primera palabra con seis meses y a los doce ya construye una frase. Entre los 18 y los 24 meses mantiene una conversación completa incluyendo palabras impropias de su edad.
  • Se sabe el abecedario y cuenta hasta 10 con sólo dos años y medio. Y con tres años ya resuelve operaciones de sumas y restas de primer nivel.
  • Aprende a leer en un corto espacio de tiempo y se interesa por el significado de aquellas palabras que desconoce, adoptándolas a su vocabulario con gran facilidad.
  • Desde muy temprana edad, realiza preguntas exploratorias sobre la vida y el mundo que le rodea.
  • Posee unas grandes aptitudes creativas, al igual que una gran sensibilidad sobre todo lo que gira a su alrededor.
  • Es muy observador y está siempre abierto a nuevas posibilidades, además le preocupan especialmente los temas relacionados con la justicia y la moralidad.
  • Es muy crítico consigo mismo y con los demás, sin embargo posee una gran energía que le hace confiar en sus posibilidades.
  • Posee una gran capacidad de atención y concentración, aunque aparentemente parecen muy distraídos.
  • Puesto que sus capacidades intelectuales superan las preparadas en los planes de estudio generales, se aburre en el colegio con gran facilidad, de igual modo sienten poca motivación hacia el profesor.
  • Son independientes, introvertidos y llegan a albergar un sentimiento de sentirse raros o descolocados, causa que les suele provocar ciertos grados de depresión.
  • Debido a que su mente, continuamente está ‘construyendo’, suelen dormir muy poco.

Vía | Guía Infantil


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.