La epilepsia infantil y el aprendizaje

La epilepsia infantil y el aprendizaje

Escrito por: Sacra    1 febrero 2011     12 Comentarios     1 minuto

La epilepsia es un trastorno intermitente del sistema nervioso y que se puede producir por distintas causas: herencia genética, problemas durante el embarazo o enfermedades infecciosas como la meningitis. En la mayoría de casos, los niños evolucionan favorablemente y, siguiendo una correcta medicación, no existe ninguna diferencia de desarrollo con respecto al resto de la infancia.

Sólo en casos más graves de epilepsias severas se puede producir algún retraso en el aprendizaje del niño, por lo que se necesitará acudir a la educación especial. Desgraciadamente suelen ser los factores externos a la propia enfermedad, los que determinan la variación en el comportamiento del niño y que conlleva problemas en la adaptación y desarrollo de su educación.

Los problemas más frecuentes en estos niños suelen ser la dificultad de concentración, falta de atención, lentitud, torpeza motora, así como cierta agitación o inestabilidad emocional. Si adviertes que tu niño puede presentar alguno de estos síntomas, es posible que también su comportamiento se vea afectado. Por lo tanto necesitará de cierto apoyo extra para realizar sus tareas escolares: diccionarios, calculadora o clases de apoyo para que mantenga el ritmo del resto de la clase.

Pero también puede suceder que sea el entorno el que lo aboque a la marginación o a la falta de autoestima, consiguiendo desmotivarlo y adoptar una posición de pasividad ante el estímulo del aprendizaje. Por ello tanto los padres como profesores deben estar unidos a fin de informar a los compañeros de la situación que está viviendo el niño y, de este modo, integrarlo en el conjunto de la clase.

Vía | Cuidado Infantil
Foto | Kalipedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.