La felicidad que hay en los libros

La felicidad que hay en los libros

Escrito por: Maite Nicuesa    23 abril 2012     17 Comentarios     2 minutos

Los libros aportan una gran felicidad a los más pequeños de la casa.

Hoy se celebra el día del Libro y está fecha, bien merece una reflexión sobre la relación que existe entre un libro y la felicidad infantil. En primer lugar, los libros aportan una forma de ocio y de entretenimiento que resulta muy económica. Es decir, a muy buen precio, es posible pasarlo bien gracias a una historia. Por otra parte, los niños tienen acceso a otros mundos y otras formas de vivir, por tanto, pueden viajar a través de la imaginación. Se trata de un viaje diferente al que realizan cuando van al cine. En este caso, la lectura de un libro también es saludable a nivel emocional, ayuda a mejorar la comprensión del lenguaje, favorece la lectura interior, estimula el cerebro y la memoria visual…

Por otra parte, en la literatura todo es posible. La realidad nos pone sus límites, sin embargo, gracias a la magia de un libro los más pequeños de la casa pueden viajar hasta mundos fantásticos. Los personajes de Disney siempre son un referente.


Un buen libro es un antídoto en contra de la soledad. Por otra parte, se trata de una forma de ocio que también refuerza la autonomía infantil. Mientras que existen algunos juegos que se realizan en grupo, un libro se comprende mucho mejor en soledad. La lectura favorece la concentración, algo que luego repercute en positivo en los estudios.

La lectura sirve de gran ayuda a la hora de estimular algunos talentos como el de la escritura. Por ello, el niño también puede animarse a participar en un certamen literario. En otras ocasiones, una historia puede ser el medio perfecto para hacer entender al niño un mensaje. Por ejemplo, un niño que tiende a ridiculizar a otros pequeños por su aspecto físico puede tomar conciencia del daño que hace leyendo un libro tan universal como El Patito Feo. Un libro dedicado de una forma personal también tiene más ilusión para cualquier peque. A través de un libro, además, los niños tienen la posibilidad de conocer personajes ilustres que ya forman parte de la historia. Los niños no sólo se forman a través de los estudios, sino también, a través de la lectura.

Vía | ABC
Foto | Estilo SN


2 comentarios

  1. Juan Carlos dice:

    Totalmente de acuerdo en lo que dices en el artículo, para mi es básico que un niño tenga un libro lo antes posible en su crecimiento, las imágenes son únicas al principio como vía para su desarrollo de la percepción y asimilación de imágenes con palabras.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.