Habilidades del niño a los 5 años

Habilidades del niño a los 5 años

Escrito por: Belén    8 mayo 2010     Comentario     2 minutos

A los 5 años nuestros peques ya son superhéroes y princesas y sus juegos, o al menos las preferencias de juego, se diferencian según su sexo. También los amigos, en esta etapa comienzan los “mejores amigos”, inseparables, del mismo sexo. Es una etapa relativamente tranquila, en que los conocimientos que han adquirido hasta ahora se van asimilando. Aunque su motricidad es más pausada continúa perfeccionándose.

Ya tiene definida su lateralidad, aunque puede que quede un poquito. Ahora utiliza con mayor preferencia una de las dos manos y uno de los dos pies. Ya va comprendiendo las nociones de izquierda y derecha que no sólo afectan a su cuerpo. Tanto su desarrollo cerebral como muscular le permiten tener mayor control sobre su motricidad fina, pero aún debemos ponerles pequeños retos para que sigan aprendiendo. La evolución de su motricidad gruesa le permite disfrutar en espacios más pequeños.

A través de sus dibujos expresa lo que no sabe de otro modo. Sus dibujos ya son reconocibles, las figuras humanas de frente y los animales en horizontal y de perfil, mostrando los rasgos más significativos. Sigue siendo muy curioso y preguntón, pero sus preguntas ya tienen un objetivo, entender algo que no ha comprendido. Su vocabulario es más rico y pregunta por el significado de las palabras que desconoce o que están en otro idioma.

Poco a poco abandona el egocentrismo y se socializa, jugando con otros, juegos con reglas simples muchas veces creadas por ellos mismos. Comenta los juegos y aprende que se pueden hacer trampas. Puede comenzar un juego y terminarlo al día siguiente porque ya comprende mejor el tiempo. Suele ser protector con los niños más pequeños que él. Se van perfilando los roles dentro del grupo y comienzan a verse los líderes.

La familia sigue siendo el centro de su vida, aunque cada vez da más importancia a lo exterior. Papá o mamá, el del sexo contrario, será su “amor” y rivalizará con el otro por tenerlo. Esto cambia en uno o dos años cuando intente parecerse al de su mismo sexo. Es celoso, siente amor, hostilidad, es generoso y demandante.

Como siempre, cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo, mientras la diferencia no sea enorme no hay de que preocuparse.

Vía | Psicólogo Infantil
Más información | Desarrollo del niño a los 4 años


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.