Lectura recomendada de la semana: El huevo del erizo

Lectura recomendada de la semana: El huevo del erizo

Escrito por: Sacra    10 noviembre 2014     Comentario     2 minutos

Aficionar a los niños a la lectura debería resultar una de las tareas prioritarias junto a otras muchas de nuestras obligaciones como padres. Además de alimentarles el estómago, también estaría bien que les alimentásemos la creatividad, la emoción y la fantasía, algo que debe ir ligado al crecimiento de los niños desde su nacimiento. Por esto no vamos a dejar de recomendar, cada lunes, una nueva lectura infantil, sabiendo que, con ella, van a entrar en un nuevo mundo donde todo puede ser posible.

Pero las lecturas infantiles también nos pueden servir para enseñar a nuestros pequeños otros conceptos que, a menudo, nos pueden resultar más difíciles de explicar: la paciencia, la solidaridad, la amistad o la tristeza, por ejemplo. Así que siguiendo estas máximas, en las que se unen enseñanza y diversión, nos encontramos con “El huevo del erizo”.

“El huevo del erizo” es una divertida historia en la que nos encontramos con un desenfrenado deseo del erizo por tener un hijito. Por eso nada más empezar se encuentra con una pata que está incubando a sus bebés. El erizo, siempre muy curioso, le pregunta qué es lo que está haciendo, a lo que le contesta que cuidar de sus bebés dentro del huevo hasta que decidan nacer. Al erizo le ha parecido una tarea tan hermosa que también quiere ser mamá. Entonces encuentra una bola, que piensa se trata de un huevo, lo recoge y lo cuida con mucho mimo. El resto de animales se ríen muchísimo de él. Hasta que un día descubre que aquella bola no era lo que parecía.

Se trata de una bonita historia escrita por Nozomi Takahashi cuyos temas principales son la paciencia y la persistencia, y como todo aquello que se desea con mucha fuerza y se tiene la espera suficiente, al fin se consigue lograr.

Comprar | Amazon


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.