Publicidad para niños: internet para cambiar las apariencias

Publicidad para niños: internet para cambiar las apariencias

Escrito por: Mónica M. Bernardo    20 octubre 2010     Sin comentarios     2 minutos

Es increíble cómo la publicidad lanza una serie de mensajes que intentan calar hondo en el público objetivo. Pero cuando hablamos de niños como potenciales clientes, hay que tener mucho cuidado con la vía y, sobre todo, con el mensaje. En este caso os vamos a hablar de un anuncio que va dirigido a niños y a padres. Se trata de una publicidad de MoviStar que se emite en la actualidad en televisión y que podéis visualizar más abajo.

Pese a que, como en otras muchas campañas, son muchos los que preguntados por este anuncio no recuerdan lo que se anuncia (es el mal de la publicidad), sin embargo el spot tiene su calado y se recuerda el argumento. Os contamos de qué va para que nos digáis qué opináis al respecto. Se trata de un chaval que llega corriendo a su casa y le dice a su madre: “Mamá, viene Cristina a hacer los deberes. Recuerda, no me lames Carlitos, llámame Carlos”.

A partir de ahí, el chico empieza a transformar su habitación para que parezca mayor, pero un mayor culto. Para ello tira de su mejor arma: internet. He ahí el producto objeto del anuncio, Aula 365, un nuevo portal de internet de ayuda al escolar patrocinado por la firma anunciadora y del que os hablamos recientemente.

Podríamos decir que la idea que lanza McCann Erickson, la agencia responsable de esta publicidad, es que internet también puede contribuir a ‘culturalizar’ a tus hijos, o al menos a parecerlo. Meterle a los chicos la idea de que internet les puede ayudar a… ¿cambiar sus apariencias?.

Un buen reclamo ajustado a los dos perfiles a los que va dirigido, los padres de los chicos y los propios chavales para que utilicen esta página como ayuda interactiva para estudiar y aprender frente a la pantalla de ordenador.
.

Vídeo | You Tube


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.