Visitas culturales teatralizadas: 5 ventajas para los niños

Visitas culturales teatralizadas: 5 ventajas para los niños

Escrito por: Maite Nicuesa    29 julio 2021     3 minutos

Las visitas culturales teatralizadas son perfectas para conocer de una forma divertida monumentos y lugares con historia

Los niños adquieren grandes lecciones durante las experiencias vividas en verano. Los planes culturales unifican el aprendizaje con la diversión. Existe una propuesta que, actualmente, se lleva a cabo en diferentes municipios: la visita teatralizada. Una representación que presenta a diferentes personajes en un escenario concreto.

En definitiva, la recreación del relato cuenta una historia. De este modo, el descubrimiento de una localización resulta más sorprendente para el niño. ¿Qué ventajas aporta esta experiencia cultural, turística y educativa? En El Blog Infantil analizamos los aspectos positivos.

1. Mantener el interés

Una visita guiada en la forma tradicional, en ocasiones, aburre al niño. Por el contrario, la teatralización es un recurso que añade un nuevo significado al propio plan de ocio. El espectador se siente parte de la historia y, por tanto, se implica en el relato.

2. Recordar lo aprendido

Las visitas culturales teatralizadas son dinámicas y divertidas. Pero, además, el modo de transmitir el relato deja huella. Así como el niño recuerda algunas de las anécdotas de una película, también asimila más fácilmente datos y curiosidades que, de otro modo, pueden llegar a ser más complejos. La representación gira en torno a un hilo conductor que tiene un inicio, un desarrollo y un final.

3. Un plan de ocio intergeneracional

Una representación de estas características encanta a los niños, pero se dirige a todo tipo de público. De este modo, distintas generaciones pueden formar parte de una experiencia común. Por tanto, los beneficios de esta experiencia pueden analizarse desde múltiples perspectivas, más allá del plano cultural. A nivel emocional, es un tiempo de calidad que une a las familias en torno a un mismo escenario.

4. Interacción

Los allí presentes forman parte de la propia teatralización, ya que dan sentido al acto. Observan la representación y escuchan el mensaje, pero quienes asisten a la visita no solo son oyentes. También interactúan con los profesionales que trabajan en el proyecto. La interacción crea un contexto dinámico que motiva a los niños. El peque no solo se relaciona con los demás, sino también con el propio entorno que se convierte en el centro de atención.

Visitas Culturales Para Ninos

5. Integrar la cultura en la vida familiar

El aprendizaje y la formación se desarrollan en el colegio y más allá del mismo. Las visitas culturales, en ocasiones, se enmarcan en el contexto de una excursión escolar. Pero esta propuesta de entretenimiento también inspira a las familias durante las vacaciones y fines de semana. Una visita teatralizada transmite ilusión, motivación, curiosidad y alegría. Emociones que se manifiestan durante el proceso y están perfectamente vinculadas con el conocimiento.

Las visitas culturales teatralizadas muestran ante el niño la belleza de monumentos, edificios y lugares con historia. Universos por explorar que se descubren como en una auténtica aventura durante un viaje o en el entorno próximo al hogar.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.