Ya empiezan a escribir

Ya empiezan a escribir

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    29 diciembre 2009     16 Comentarios     2 minutos

Antes de empezar con la escritura y cuando ya está finalizando le etapa del jardín los pequeños deben tener ciertas habilidades adquiridas, o por lo menos mostrar avances en ciertos aspectos de ellas.

A escribir no aprendemos de la noche a la mañana. Aprender a escribir es un proceso complejo que incluye ciertas habilidades físicas e intelectuales. A nivel muscular se necesita una coordinación de movimientos fina y precisa, para poder trazar líneas curvas y rectas de un tamaño determinado y lograr conseguir esta meta es importante para desarrollar la motricidad fina (las habilidades manipulativas) y la motricidad gruesa (el control del impulso).

Para poder tomar el lápiz de forma adecuada el niño debe haber adquirido previamente una correcta singularización dáctil, es decir, debe ser capaz de mover en forma independiente cada uno de sus deditos y adoptar con ellos la posición correcta.

Necesita una buena orientación especial para poder deslazarse correctamente por la página en blanco y aprender que se escribe de arriba abajo y de izquierda a derecha. Y necesitará desarrollar sus habilidades de percepción y atención para poder diferenciar los diferentes tamaños y formas de cada letra y luego ser capaz de reproducirlas.

También deberá conseguir una estabilidad emocional y afectiva para poder y querer expresarse y comunicarse a través de las letras y de las palabras escritas. Y, por supuesto, es imprescindible que el chico haya adquirido cierto grado de simbolización y de pensamiento abstracto para ser capaz de convertir los sonidos en letras y, además, hacerlo con intención de comunicar, sin olvidar que debe tener bien definida cuál es su mano dominante, la derecha o la izquierda. En ningún caso hay que contrariar su tendencia natural, sea la que sea.

Parece un aprendizaje complejo, y lo es, pero eso no quiere decir que no pueda resultar divertido. Lo importante es conseguir que los niños se acerquen a él de una forma sencilla y progresiva, para que cuando les llegue el momento de enfrentarse a la escritura lo hagan con la madurez necesaria y con una alta motivación.

El último período del jardín de infantes trabaja con diferentes actividades muy entretenidas, todos estos requisitos previos son tenidos en cuenta. Mejorar la precisión de los movimientos de las manos, el control del impulso, la lateralidad, la coordinación ojo / mano, la orientación espacial se pueden aprender jugando y no tiene por qué ser aburrido.

Vía | Ser Padres Hoy


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.