2 marzo 2010 Actualidad, Crecimiento, Educación, Opinión

Aumenta el número de niñas de diez años embarazadas en Reino Unido
Según el periódico The Sun, en Reino Unido hay 15 niñas de diez años y 39 de once embarazadas. Aunque no son muchas, una sóla ya sería demasiado. Si se tienen en cuenta los embarazos en menores de quince años desde 2002 la cifra aumenta hasta 63.487 niñas. Hablamos de un país desarrollado en que tanto padres como hijos tienen acceso a la educación. Pero donde, obviamente, algo está fallando.

En España, por el momento, no hay informaciones de tantos embarazos en niñas tan pequeñas, pero vivimos en un mundo muy global y será cuestión de tiempo. Sin ninguna duda los padres de estas menores tienen su parte de responsabilidad, aunque la sociedad en la que los estamos criando también influye. El profesor de sociología Frank Furedi de la Universidad de Kent considera que es el resultado de la sexualización de la infancia.

Otros expertos del mismo país consideran que hay demasiados colegios en los que se enseña a los niños que pueden ser sexualmente activos cuando estén listos. Son niños que toman actitudes de adultos sin conocer las consecuencias a las que se pueden enfrentar. Fue muy conocido el caso del niño de 13 años que, en un principio, parecia ser el padre de un bebé.

Educar a un niño no es fácil, cualquier padre lo sabe. Cada día se hacen mayores antes y las pequeñas de 9 años tienen comportamientos más cercanos a la adolescencia que a la infancia. Pero siempre se puede hacer algo, los niños necesitan límites por su propia seguridad. Tenemos que educarles para que tengan respeto por si mismos y por los demás. Hay muchos casos en que las niñas acceden a tener relaciones para no perder a su “novio”, una historia tan vieja como el mundo pero que debería estar superada.

Tenemos que controlar lo que nuestros hijos ven en televisión o en internet, aunque para ellos sea duro no ver lo mismo que sus compañeros. De paso les podemos aclarar la diferencia entre hablar y actuar. Muchos pequeños se creen todo lo que cuentan sus amigos y lo hacen pensando que así serán bien aceptados.

Aunque decimos que siempre se encuentra el momento, me sorprende que una niña de 10 años tenga la libertad suficiente para encontrar el momento y el lugar para tener relaciones sexuales. Si le damos ese espacio también hay que enseñarle las consecuencias que pueden tener sus actos, aunque será dificil que pueda comprenderlo.

Nadie estamos libres de vivir una situación como esta, la educación, el diálogo y unos padres pendientes de sus hijos, comprensivos pero padres no amigos, pueden intentar luchar contra ello. No hay duda de que quien sale perdiendo en esta situación es la niña, tenga el bebé o interrumpa el embarazo su vida habrá sufido un brusco impacto que le marcará hasta la edad adulta.

Vía | The Sun (en inglés)
Foto | Flickr-Shutter Daddy

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Después de 104 intentos puedes quedar embarazada 24 marzo 2011
  2. Rosa Benito, colaboradora de Sálvame, celebra la boda de su hija Rosario 8 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *