26 mayo 2014 Educación, Opinión

Conciliación familiar o quitar a los niños de en medio
Leo entre estupefacta e indignada que el próximo curso escolar, al menos en Valencia, comenzará el 3 de septiembre. Según la Consellería de Educación se trata de equiparar el calendario lectivo al resto de países de la UE y favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral. Como dice alguien en un comentario que he leído por ahí, ¿porqué no empezar ya el día 1? que además cae en lunes.

Entiendo que la conciliación es muy complicada y que los padres hacen malabares con el verano de los niños. Algunos tienen que recurrir a los abuelos, otros a las escuelas y campamentos de verano y los menos a repartirse las vacaciones. Entiendo que formamos parte de Europa y que cuanto más nos alejemos peor para nosotros. Pero, no entiendo que los cambios sean a costa de los más pequeños. Además las madres hace muchos años ya que forman parte del mercado laboral activo y esto no ha sido necesario.

Hay muchas posibilidades de conciliar la vida familiar y laboral sin quitar vacaciones a nuestros hijos y, por cierto, sin cargarse el mercado turístico de septiembre, tradicionalmente familiar. Las empresas son las que tienen que flexibilizar horarios y ampliar los periodos de vacaciones. Las que tendrían que promover el teletrabajo y la posibilidad de que el empleado sea productivo y padre a la vez. Son los padres los que quizá deban renunciar a pasar un mes juntos por estar durante más tiempo con sus hijos, entre los dos pueden sumar dos meses.

Me declaro en rebeldía. No estamos en Centroeuropa, la temperatura media en septiembre en Valencia es de cerca de 30 grados, con una humedad que ronda el 80 por ciento. Se les hace tan duro como los últimos días de junio, con una gran diferencia, para los pequeños junio es un mes relajado, septiembre no.

Hay muchos niños que ya van al cole casi hasta que comienza agosto y ahora tienen que volver los primeros días de septiembre. Se acabaron las vacaciones de nuestra infancia. Si a los mayores se nos hace duro el horario laboral y escasas las vacaciones, ¿qué pasa con los niños? Parece que todo está por delante de ellos, que los tenemos para que los atiendan otros mientras pensamos que estamos haciendo lo mejor para ellos.

Foto | Flickr-Mario Antonio Pena Zapatería

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Totalmente de acuerdo contigo. Después de un año escolar que para muchos se hace largo, tedioso y repleto de extraescolares no se pueden recortar las tan esperadas vacaciones de verano.

    Los niños tienen derecho a disfrutar de la infancia, cosa que a menudo a los adultos se nos olvida. El tiempo libre, el juego y un largo periodo de no estar sometidos a horarios y rutinas son necesarios para ellos.

    El problema dde nuestra sociedad es que a veces queremos hacer de los niños adultos pequeñitos y no es así.

  • Azucena

    No puedo estar más de acuerdo con tus palabras Belén. Efectivamente en Europa empezarán antes, pero es que España está al sur. Y estoy a favor de integrarnos en Europa, pero cada país tiene su singularidad. Igual que dentro de España. En el sur de España, las obras de construcción empiezan a las 7 y a las 13.00 aproximadamente lo dejan….porque el verano en el sur es diferente al verano en el norte de España.

    Y lamentablemente los peques están llevando, desde muy pequeños, los horarios de los adultos. Lo de cuadrar las vacaciones por separado, perfecto. Nosotros lo hacemos así en la medida que podemos.

    Yo también me declaro en rebeldía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *