24 junio 2014 Educación

Imagen de un loro

Entre las diferentes opciones de mascotas para los niños podemos tener en cuenta a las aves, y entre ellas una de las más elegidas es el loro. Un animalito muy bonito de color verde y un pico más ancho que en otras especies.

En el caso de que quieras tener un loro como mascota deberás tener en cuenta algunos cuidados. Lo primero que debes tener en cuenta es mantener el estado de su jaula en perfectas condiciones. La jaula puede ser elegida por los niños basándose en las recomendaciones de un experto en la materia o de un médico veterinario. Cuando ya tengas su nuevo hogar puedes comenzar el proceso de adopción.

Es importante que sepas que en muchos países los loros son vendidos ilegalmente, es fundamental que lo adoptes en un sitio serio. Con respecto a su alimentación nunca se le debe dar chocolate o alimentos que contengan cafeína. Se alimentan de semillas de girasol y deben tener agua fresca todo el día.

Muchas jaulas cuentan con un espejo y con un coqueto columpio en el que pasarán horas. En el caso de que no quieras comprar un columpio bastará que coloques un trozo de cadena para que el loro pueda brindar de un lado a otro de la jaula.

Uno de los atractivos de los loros es su capacidad de hablar. Si los niños tienen la paciencia suficiente podrá enseñarle a hablar y a silbar. Si los niños pueden acercarse de a poco a la jaula nunca deben meter sus deditos en el interior.

Dentro de su dieta también podrás incluir algunas verduras, frutas y semillas, muchos le dan para comer huevo cocido, lo que se convierte en una fuente de energía. Evita darle alimentos picantes. Si lo deseas puedes sacar a tu loro al jardín, obviamente siempre dentro de la jaula. No es bueno dejar la jaula sola para evitar el ataque de otros animales, principalmente de los gatos.

Verás como el loro se puede convertir en un gran amigo de tu hijo toda la familia se llenará de alegría y diversión. Recuerda siempre que tener una mascota en una familia implica respeto hacia el animalito, siempre se deberá darle sus alimentos y nunca maltratarlo porque no hace lo que se quiere.

Vía | Entre padres
Foto | Flickr – Joaquin Macedo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *