El Blog Infantil » Psicología » Explicar a los niños la separación de los padres

Explicar a los niños la separación de los padres

5 enero 2010

explicar a los niños la separacion de los padres

Las separaciones de pareja suelen ser, en la mayoría de casos, muy frustrantes para los adultos aunque, no necesariamente, debe serlo para los niños. Es por eso que se debe tener especial cuidado a la hora de comunicárselo y de reflejar nuestros sentimientos con respecto a esta nueva situación. Sólo siguiendo algunas pequeñas pautas de comportamiento, podremos hacer que no resulte tan trágico ni doloroso para los niños.

Antes de que la relación empiece a resultar imposible hay que hablar con ellos. Debemos pensar que, aunque no lo parezca, los pequeños están atentos y receptivos a todo lo que sucede a su alrededor, por lo tanto un mal comportamiento entre los padres, malas caras o contestaciones inadecuadas pueden resultar una bomba para la estabilidad emocional del pequeño.

Pero antes de comunicárselo al niño debemos haber hablado entre nosotros cómo va a realizarse todo el proceso siguiente. Dónde va a vivir, con quién, si va a tener que cambiar de barrio, de colegio o de qué forma va a seguir en contacto con el cónyuge que se marcha. Una vez tengamos todos estos puntos claros vamos a explicarle al niño, de forma muy clara, la nueva situación a la que nos enfrentamos, haciendo especial hincapié en que él no es culpable de nada y que ambos progenitores van a ser cuidando de su bienestar como siempre.

Tan importante es lo que le vayamos a decir como la forma de decírselo. Por eso es importante hacerlo de forma calmada y dándole, en todo momento, sensación de normalidad y seguridad. Para ello debemos tener en cuenta, también, su grado de madurez y explicárselo con las palabras y ejemplos que él pueda entender, en este caso si hay dos niños de diferentes edades en casa, lo mejor es hacerlo por separado.

Otro aspecto importante es que no obliguemos al niño a decidir con que padre quiere vivir, al menos que no sea un adolescente, ya que eso, aunque pueda parecer un gesto de generosidad, lo que estamos provocando es un problema de lealtad con respecto a sus padres. Lo mejor es explicarle que son cuestiones que deciden los adultos por su bien y que van a seguir cuidando de él del mismo modo que siempre.

Vía | Con mis Hijos

Tags: , , , , , ,
Otros artículos relacionados
PUBLICIDAD

7 comentarios en el artículo

  1. Eugènia

    Con mi expareja decidimos empezar a vivir juntos y a la vez dejar los anticoncepticos y me quedé embarazada enseguida sin llegar a vivir juntos. Ha mostrado una absoluta indiferencia desde el inicio de mi embarazo. Dejando de venir muchos fines de semana con cualquier excusa y marchandose cuando venia que me encontraba mal diciendo q si voy a estar todo el fin de semana asi se iba.
    Ni enseñarle videos o revistas sobre el desarrollo del bb, ni las 2 primeras ecografias consiguieron implicarlo o motivarlo. (ni me acompañó a urgencias cuando tuve un golpe con el coche).
    Incluso me sugirio el aborto a las 22 semanas!
    Cuando parecia q empezaba a interesarse, perdió el interes al saber q era una niña.
    A los 6 meses de embarazo lo dejamos pues ya no estaba dispuesta a darle mas oportunidades, y queria concentrarme en mi embarazo y en la llegada de mi hija.
    Estoy de 39 semanas sin noticias del “donante” (entiendo que ser padre es otra cosa). Voy a registrarla solo como hija mia, con la esperanza que no decida reaparecer para reclamar custodias ni nada. (prefiero no tener pension q asumir el riego de tener q exponer mi hija a esta persona)
    Como debo explicarle esto a mi hija?
    No puedo decirle que su padre biologico no la quiso ni tampoco quiero mentirle.

    • Sacra

      Eugènia: Efectivamente, ser padre implica algo más que “dejar una semillita” pero, desgraciadamente, todavía siguen existiendo personas que no piensan en las consecuencias de este acto.
      Yo te aconsejaría que, como tú bien haces, te centres en tu niña y disfrutes de ella, todavía queda mucho para que te pregunte y cuando llegue el momento seguro que sabes darle la mejor respuesta.
      Mucha suerte y feliz maternidad.

  2. carla

    hola mi problema es que hace 3 años y medio le fui infiel a mi esposo desde ese momento todo cambio el me perdono pero la situacion es imposible, hay momentos que estamos re bien pero su rencor es mas fuerte que el, hemos buscado ayuda profesional ( porque tenemos 3 hijos de 10, 6 y 5 años y han sufrido consecuencias de esto)lo que nos recomiendan los profesionales es que tenemos que hacer terapia los dos para poder empezar con los chicos pero el me dice que nadie le va a venir a decir lo que tiene que hacer y que yo voy a psicologo para hacerme la victima,.ayer paso una situacion totalmete desagradable que los chicos se pusieron a llorar y nos pedian por favor que no nos separaramos pero yo ya no aguanto esta situacion y he decidido separarme pero no se como hacer para decircelos a mis hijo para que no sufran y se vengan a bajo que es por eso mismo que no lo he hecho antes. besos y espero un consejo de ustedes.

    • Sacra

      Carla,
      sin duda estás viviendo una situación extremadamente delicada, así que lo mejor, además de los consejos que aquí te damos, es que acudas a un especialista. Un buen psicólogo sabrá aconsejarte sobre como plantear a tus hijos la nueva situación.
      Con calma, tranquilidad y muchas dosis de paciencia, que debéis aportar ambos progenitores, ese cambio en sus vidas no debería hacerles mucho daño.
      Espero que todo te vaya muy bien.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Los niños y la custodia compartida 28 enero 2011
  2. Mamá o papá tienen nueva pareja 14 marzo 2011
  3. Punto de Encuentro Familiar 24 septiembre 2011

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información