28 junio 2016 Actualidad, Salud

Google Glass y autismo

El mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados con el fin de hacernos la vida mucho más fácil. Especialmente en el mundo de la comunicación y la diversión, los nuevos dispositivos tecnológicos nos llevan hasta universos ilimitados en los que alcanzar, casi, todo aquello que deseamos. Pero también es importante que todos estos avances tengan un fin social y solidario. Ayudar a los seres humanos a acercarnos, mover conciencias o facilitar la comunicación, es otro de sus fines.

Google creó hace algunos años un dispositivo, al que llamó Google Glass, y no era más que un dispositivo con el que ver la realidad de forma aumentada. Unas gafas, con un diseño más ligero de lo que existía en el mercado hasta el momento, y que permitía disfrutar del entorno de una manera totalmente distinta. Si bien se podría tratar de otro aparato más para disfrutar del tiempo de ocio, ahora una Universidad estadounidense la está aplicando para ayudar a los niños con autismo.

Los niños autistas y su entorno

Uno de los graves problemas de los niños autistas es la ausencia de comunicación con su entorno y, por lo tanto, la nula interacción. Esto sucede por que son incapaces de reconocer los rasgos, las expresiones faciales y las emociones, lo que les sume en un aislamiento especialmente doloroso. Es ahí donde las Google Glass incidirían permitiendo que estos niños puedan reconocer las expresiones emocionales en los rostros de los demás y a tiempo real.

Un nuevo software para Google Glass y los niños autistas

Este experimento, que se está llevando a cabo en la Universidad de Stanford, en California (EEUU), se ha conseguido gracias a la colaboración de 100 niños con autismo que han tenido la oportunidad de probar esta nueva herramienta para valorar los resultados y determinar si, tal y como se cree, resulta efectivo. El software ha sido creado a partir de un sistema novedoso de reconocimiento de caras. Lo primero captan la expresión facial, para luego mostrársela al niño relacionada con un tipo de comportamiento. Todos estos datos se van almacenando para que, posteriormente, los padres sigan trabajando desde casa.

Vía | Smartherapy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *