17 noviembre 2016 Educación, Psicología

reloj para niño autista

Facilitar la vida de los seres humanos, sean cuales sean sus características personales, es una de las obligaciones fundamentales de nuestra sociedad. Es así como, en la actualidad y gracias a los avances médicos y detecciones tempranas, vemos como el universo humano se compone de una infinita variedad de seres cuyas necesidades son totalmente distintas y dispares. Afortunadamente la variedad nos ofrece ser más ricos en experiencias, más profundos en sentimientos y más altos en comprensión y armonía.

Dentro de estas variedades con las que nos encontramos está el autismo. Según las cifras de las que se disponen, uno de cada cien niños recién nacido es autista. La detección temprana permite poder ayudarle a llevar una vida mucho más plena, de igual modo que la comunidad científica y educativa va encontrando nuevas vías con las que hacerles el camino mucho más fácil, adaptándose a sus necesidades. Y es aquí cuando aparece un estupendo invento creado por un maestro de Educación Especial que sabe mucho de niños autistas: un reloj especial que les ayuda en su día a día.

El niño autista necesita saber lo que va a pasar

Aunque cada persona con autismo posee unas características distintas y particulares, sí existe un en común, y es la necesidad de adelantarse a aquello que va a venir a continuación. No podemos olvidar que ellos realizan sus actividades cotidianas de una forma automática: levantarse de la cama, asearse, desayunar, ir al cole… El orden y la estricta rutina les permite sentirse seguros y tranquilos.

Un profesor metido a inventor

Andrés Collazos es un maestro de Educación Especial que, además, es formador sobre autismo en los centros escolares, así que no es extraño que se conozca al dedillo todas las necesidades de estos niños. Su contacto con ellos y la necesidad de cubrir todas sus expectativas, le han llevado a crear un aparato de lo más singular: un reloj que muestra a los niños autistas todo aquello que van a ir realizando a lo largo del día.

Este reloj, al que ha llamado RESETEA (Reloj de Secuencias Temporales de Apoyo), es un panel luminoso, y con sonido, que va moviéndose en dirección horizontal y mostrando aquellas tareas que, previamente, se han programado para ese día. Mediante distintos pictogramas o dibujos, el niño irá comprobando qué cosas ha realizado ya, cuál está haciendo en ese momento y las que le esperan después.

pictogramas autismo

Un invento muy útil en busca de fabricante

A pesar de su enorme utilidad, no sólo en la población infantil si no también en los adultos, este ingenioso maestro todavía no ha encontrado un fabricante que apueste por este reloj. El único apoyo que ha recibido ha sido por parte de la Universidad de Alcalá de Henares, que le ha ayudado a perfeccionar el diseño y patentarlo.

Con el fin de animar a los distintos colectivos, empresas o particulares, Andrés ha creado una cuenta de mail para que todo aquel que esté interesado pueda ponerse en contacto con él: relojdeapoyo@hotmail.com

Vía | Cadena Ser
Fotos | Aletheia y Universidad Internacional de Valencia

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *