15 agosto 2010 Entretenimiento, Juguetes y juegos

Juegos de siempre para jugar en la calle: La gallina ciega
Goya dejó plasmada la forma de jugar a la gallina ciega en unos cartones de 1789 y cuyo boceto puede verse en el Museo del Prado de Madrid. Enseñarles o recordarles este juego, puede servirnos también para introducir a nuestros niños en la obra de uno de los maestros de la pintura y de paso en la historia de España.

La gallina ciega es un juego de grupo, lo que siempre propicia hacer nuevos amigos, y además es activo. Sólo necesitarán un pañuelo grande con el que se pueda tapar los ojos a uno de los niños. Cuantos más participantes más dificultad, pero también más diversión. Empiezan por echar a suertes quien la liga, y ese será el participante que tendrá los ojos vendados en la primera ronda. El resto de niños se colocan alrededor formando un círculo

Los niños del corro preguntan: “Gallinita, gallinita ¿que se te ha perdido?” y el del centro responde “una aguja y un dedal”, el grupo dice: “pues da tres vueltecitas y los encontrarás”. El que la liga da tres vueltas sobre sí mismo para desorientarse, mientras los otros las enumeran en voz alta. El niño del centro caminará hacia alguno de sus compañeros con los brazos extendidos. Los demás se pueden agachar para evitar que les toque. Cuando consiga agarrar a alguno, tiene que adivinar tocando quien es. Si lo hace el niño descubierto será la nueva gallina ciega, si no lo consigue le tocará otro turno al mismo.

Se puede jugar deshaciendo el corro, pero habrá que asegurarse de que no hay obstáculos con los que se pueda golpear el niño vendado. Además esta modalidad lo hace más largo y puede cansar a los más pequeños. Si tenemos espacio suficiente en casa, también será un buen entretenimiento en las tardes de lluvia.

Foto | Flickr-Remaud_joel

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Juegos de siempre para jugar en la calle: Pies quietos 19 septiembre 2010
  2. Ni sí ni no, el nuevo juego de Giro para toda la familia 25 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *