29 septiembre 2014 Lecturas Infantiles

libro La ovejita que vino a cenar

Siempre es un buen momento para que los niños se acerquen al mundo de los libros, sólo es necesario que los tengamos a mano. Aunque en muchas ocasiones los olvidamos, un libro siempre es un estupendo regalo, algo que no debemos olvidar nunca en la carta a Papá Noel o los Reyes Magos, también es perfecto para el cumpleaños. Así que hoy os recomiendo otra de esas lecturas que van a encantar a los más pequeños.

“La ovejita que vino a cenar” es una divertida fábula en la que nos encontramos con una historia que, si bien tiene un principio de lo más aterrador, estoy segura que se irá desenvolviendo de una forma tan tierna y divertida que será difícil no caer en su encanto.

Hoy, como todos los días, el lobo tiene de nuevo para cenar sopa de verduras. A él le gustan más los guisados de cordero, pero nunca puede conseguir ninguno. Por casualidad esa noche, que hace muchísimo frío, aparece en su puerta un corderito que se ha perdido en el bosque. Tal es la alegría del lobo que lo sienta a su mesa y ambos empiezan a buscar una receta de un suculento guiso en el que pueda cocinar al corderito. Pero el pequeño cordero tiene frío, así no podrá guisarlo, también le suenan las tripas, y eso igual le hace daño a la digestión, así que le da algo de comer. Y así, así, ambos animales se van encariñando, porque en el fondo lo que ambos necesitan es mucho amor.

El autor de este divertido y tierno libro es el británico Steve Smallman, conocido como “el artista de los animales”, por lo mucho que le gusta escribir y dibujar sobre ellos. Lleva más de 30 años trabajando en la literatura infantil. Los bonitos dibujos son de la ilustradora francesa Joelle Dreidemy.

Comprar | Amazon

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *