28 septiembre 2015 Alimentación

Los niños estadounidenses prefieren comer manzana

Cada vez hay más consenso entre los nutricionistas en que la mejor estrategia para que los niños y adolescentes acepten alimentos sanos, es predicar con el ejemplo; porque ¿cómo iba un peque a querer comerse una taza de granos de uva si su madre escoge helado de chocolate como postre? Y ¡ojo! porque no digo que no podáis comer helado de postre (no es lo más sano del mundo, pero ocasionalmente no os hará daño), sino que tus hijos harán lo que te vean hacer y no lo que digas que hay que hacer.

Hasta aquí todo claro: si quieres que coman fibra, cómela tú también, lo mismo con las hortalizas y las frutas; y hablando de estas últimas, suelen ser bien aceptadas por su dulzor, a partir de aquí nos queda ofrecer, insistir (sin presionar), inventar nuevas formas de presentar,… ¿Te has preguntado alguna vez cuál es la fruta preferida de tus vástagos? ¿les has preguntado a ellos? Te cuento que según una investigación que se acaba de publicar en Pediatrics, los niños estadounidenses se inclinan por ‘la reina de las frutas’, o sea por la manzana, lo cual no me sorprende porque es dulce (pero no en exceso), es crujiente, se puede encontrar en tamaños adecuados para sus manitas, y además admite más de una presentación, aumentando así su atractivo.

No te voy a contar todos los beneficios que aporta esta fruta redondeada, de la que puedes llegar a encontrar hasta diez tipos en el mercado, pero si te suena eso de ‘una manzana al día, mantiene al médico en la lejanía’, has de saber que el refrán no existe sólo en castellano, porque en todos los contextos se aprecian sus virtudes.

El objetivo de la investigación dirigida por Kristen A. Herrick, era averiguar si existían diferencias en consumo de fruta, según características sociodemográficas. Se han encuestado para ello a 3129 niños de dos a 19 años, descubriendo que la fruta preferida es la manzana (supone un 20 por ciento de las frutas preferidas por todos ellos); y también el zumo de esta fruta es el favorito. Siguiendo a la manzana, los niños se decantan (en orden) por los cítricos, plátano, melón, fresas, macedonia, uva, melocotón y nectarina. En función de la edad y la raza existen variaciones en los gustos, pero chicas y chicos tienen todos las mismas preferencias.

De entre los niños participantes, el 53 por ciento son consumidores de fruta entera, y el 34 % de zumo de frutas

Después de haberte contado el fruto (y nunca mejor dicho) de este trabajo tan curioso, recordar que la dieta rica en frutas y hortalizas, lo ideal son 5 piezas o raciones al día, está relacionada con menor riesgo de cáncer, diabetes, y otras enfermedades no transmisibles. Y por contra, según datos de la publicación mencionada, solo un 40 por ciento de niños de entre uno y 18 años, cumplen la recomendación estándar en Estados Unidos: entre una y dos tazas (sabiendo que una taza podría equivaler según la fruta a ‘de 100 a 200 gramos’).

¿Cuál es la fruta preferida de vuestros hijos por cierto?

Vía | Academia Americana de Pediatría
Foto | Flickr-jonny.hunter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *