20 julio 2010 Actualidad, Educación

Más de 2.000 niños arriacenses aprenden educación vial
Ya sabemos la importancia que tiene la educación vial en los niños, ya que se trata de algo que ya se les queda impregnado para el resto e su vida. De esa educación puede depender un día la vida de los que ahora son los más pequeños de la casa. Concienciados de ello, son muchas las autoridades de diversas partes de España que, cada vez con más frecuencia, ponen en marcha campañas de educación vial.

En este contexto, la capital arriacense ha culminado una campaña llamada ‘Mi amigo el policía me enseña a cruzar’. En ella han participado más de dos mil niños de Guadalajara de 17 centros educativos. Una iniciativa propuesta por el Ayuntamiento de la localidad junto con la Policía Local, que se ha desarrollado desde el pasado 9 de noviembre hasta el 17 de junio. Ahora toca hacer balance y los resultados son muy alentadores.

Satisfactorio ha sido el adjetivo empleado por la concejala de Seguridad, Tráfico y movilidad de la capital, María José Agudo. “Se ha cumplido el objetivo que se persigue: que los alumnos de educación infantil y primaria conozcan y desarrollen los hábitos necesarios para tener un comportamiento seguro como peatones y viajeros en vehículos particulares y colectivos. Asimismo se buscaba aproximar la figura del agente a los escolares para que reconozcan en él a alguien en quien confiar ante posibles necesidades en la vía pública”, ha explica en una conferencia de prensa.

Durante toda la campaña ha habido un grupo de policías y monitores especializados en Educación Vial que han asesorado a los niños. Los pequeños que han participado, de entre ellos los había de dos y de doce años, han podido visitar el Centro de Control, el parque móvil, la sala de lectura de servicios, el aula y el circuito de educación vial.

Una acción a destacar dentro de la campaña es la desarrollada con discapacitados, ya que ellos tienen unas necesidades distintas al resto de las personas a la hora de tener que cruzar la calle o desenvolverse en un entorno donde el coche es el rey.

Vía | El Decano
Foto | Fisher Price

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *