26 febrero 2013 Actualidad, Alimentación

La mayoría de calorías en los niños provienen del aceite y la leche
Un reciente estudio realizado por el Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, ha indicado que la mayoría de calorías que reciben los niños en su alimentación provienen del aceite, en primer lugar, seguido muy de cerca de la leche. Después, y siguiendo el orden, vendría el pan, galletas, bollería, embutidos y fiambres, chocolates y derivados, pasta, arroz y carne de vacuno.

Para realizar este informe se han entrevistado con casi un millar de escolares de entre los 7 y los 11 años, y también con una cantidad parecida de adultos. Para hacerlo más extensivo y que la comparativa fuera más exacta, se han rastreado distintas provincias de la geografía española, dando unos resultados muy parecidos entre las diversas poblaciones.

Así, de toda la variada lista de alimentos que se suelen consumir habitualmente, han sido diez los más destacados, tanto en el caso de los niños como en el de los adultos. Pero si en la población infantil los más consumidos son el aceite y la leche, en el caso de los adultos el orden cambia, se sigue manteniendo el aceite en primer lugar, pero la segunda fuente calórica más importante para los mayores es el pan, quedando la leche relegada al tercer lugar.

El estudio también determina que las fuentes de grasas principales para los niños son: aceite, leche, quesos, embutidos y fiambres, bollería industrial, huevos, mantequilla, carne de cerdo, pollo y mayonesa. Siendo mínima la variación para los adultos. Así se deduce que estos diez alimentos son los que aportan un 65 por ciento del total calórico que recibimos, y siendo más concretos, el aceite aporta, dentro de los alimentos grasos, un 29 por ciento de las calorías.

Vía | La información
Foto | Aceites y grasas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *