15 noviembre 2015 Educación, Entretenimiento

Museo de la Ciencia de Valladolid

Si de pronto les decimos a los niños que tienen que visitar, necesariamente, un museo de ciencias, seguramente nos pondrán mala cara o querrán escaparse con cualquier excusa. La palabra museo, a menudo, parece relacionarse con lugares aburridos donde los niños no entienden nada y sólo los adultos eruditos encuentran su razón de ser. Menos mal que esta definición ya está en el olvido.

Los museos, sean cuales sean sus contenidos, se han convertido en espacios abiertos y vitales para todo tipo de público. Para ello programan actividades para el disfrute de la familia al completo, consiguiendo de este modo que una jornada de ocio esté llena de dos ingredientes fundamentales: la diversión y la educación. Algo como lo que nos ofrece el Museo de la Ciencia de Valladolid, un lugar plural y lleno de encanto que sorprenderá y emocionará tanto a los niños como a los adultos.

El Museo de la Ciencia de Valladolid se compone de distintos apartados que bien pueden visitarse todos juntos o sólo elegir aquellos que más nos interesen. Por un lado tiene las exposiciones permanentes que la componen distintas las distintas formas y manifestaciones en las que se presenta la ciencia: energía, agua, medicina, naturaleza… También hay otra zona para las exposiciones temporales. Otro espacio, muy atractivo para los peques, es el Planetario, y la Casa del Río, donde se explica como funcionan los ríos y cuáles son sus procesos ecológicos.

El Museo de la Ciencia de Valladolid está abierto todos los días del año excepto los lunes (a no ser que sea festivo) El precio de la entrada general es de 9 euros, para visitar todos los departamentos, aunque si lo que se desea es visitar sólo algunos, los precios varían entre los 2 y los 4 euros.

Página Oficial | Museo de la Ciencia de Valladolid
Foto | Banco de Alimentos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *