12 agosto 2015 Entretenimiento, Viajar

Prepara unos kits de juego para los viajes

Muchas familias comenzarán o terminarán sus vacaciones en unos días y para muchos eso significa pasar mucho tiempo de viaje, en el coche, el tren, el autobús o el avión. Pedir a los niños que se porten como adultos, aguanten las colas, los atascos y el tiempo de viaje con paciencia es un imposible, son niños, están llenos de energía y su reloj corre a un ritmo distinto al nuestro. Una de las cosas que podemos hacer para que el viaje sea más agradable para todos es preparar unos juegos variados que les tengan entretenidos. Mejor si son sorpresa y distintos a la ida y la vuelta.

No es difícil encontrar juegos pequeños y magnéticos en las jugueterías, suelen ser baratos pero necesitaríamos más de uno para que no se cansen y puedan variar. También podemos usar nuestra imaginación y preparar algo nosotros mismos. Con cosas muy simples los niños pueden estar un buen rato entretenidos. Me ha encantado el kit que prepararon en el blog Papa.Mama.Bubba. Es para pequeñitos y entre otras cosas incluye palos de helado con velcro para poder hacer construcciones, pompones con distintos proyectos y juegos con letras y números que se pegan y despegan. Aunque esté en inglés con las fotos se entiende bien.

En Powerful Mother proponen una idea genial para llevar un cuaderno y las pinturas sin que se pierdan. No se tarda nada y es muy práctico. De nuevo las fotos son muy ilustrativas pero los pasos son sencillos. Pega la caja de colores o haz una funda con fieltro o goma eva para las pinturas. Con una gota de silicona pega un hilo al extremo de cada lápiz y anuda todos juntos en la espiral del cuaderno. Aunque se olviden de guardarlos en la caja, no los perderán. Si tienes tiempo puedes preparar unos pasatiempos en el cuaderno, algún sudoku, un dibujo para colorear, alguna sopa de letras… no olvides dejar páginas en blanco para que se expresen libremente.

Si a tu hijo le gustan las construcciones también puede llevarlas de viaje. En una caja tipo las de galletas que usábamos de costurero hace años, pega una o varias bases de lego. Haz un bolsillo con fieltro o goma eva para incluir unas cuantas piezas, o bien ponlas en una bolsa dentro de la caja. Haz unas plantillas con distintas formas para que el niño las construya durante el viaje. Solo tienes que asegurarte de que haya suficientes piezas y de los colores necesarios. Con este juego sí corres el riesgo de llenar el coche de piezas perdidas o tener que pasar el viaje recogiéndolas del suelo, no servirá para los niños más movidos.

Como ves con un poco de imaginación y tiempo para prepararlo el viaje puede ser mucho más llevadero para todos.

Foto | Flickr-Jessica Lucia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *