22 febrero 2010 Alimentación, Entretenimiento

receta para niños erizo de campo al horno

Como siempre, es buscando por la red donde nos encontramos ideas estupendas con las que compartir tardes divertidas con los niños, enseñarles a valorar los alimentos, así como el trabajo en la cocina y, al mismo tiempo, alimentarles de forma equilibrada, dándoles un toque de colorido y alegría en platos especialmente diseñados para ellos.

Si a nuestro niño ya se le ven intenciones de chef, lo mejor que podemos hacer es pedirle que nos ayude, excepto en la manipulación del horno, el resto es sencillo y, seguro, que le va a divertir tanto hacerlo como comerlo.

Ingredientes. Erizo: 500 gramos de carne de ternera picada, medio diente de ajo, una pizca de pimienta molida, un poco de perejil, sal, cuatro cucharadas de bechamel, 1 huevo, piñones y pan rallado. Salsa: Dos tomates, dos zanahorias, una cebolla, un vaso de caldo de pollo. Para decorar el erizo: hojaldre para las orejas y el hocico, aceitunas negras sin hueso, mayonesa y clavo para los ojos.

Modo de hacerlo:

  • Hacemos una bechamel con una cucharada de mantequilla, media cucharada sopera de harina y medio vaso de leche. Derretimos la mantequilla en un cazo, añadimos la harina, dando vueltas para evitar los grumos y añadimos la leche hasta formar una crema.
  • En un bol ponemos el huevo y lo batimos.
  • En un mortero picamos los ajos, el perejil y unos cuantos piñones. Añadimos un poco de bechamel y lo unimos al huevo batido. Movemos.
  • Añadimos la carne picada, un poco de pimienta molida, la sal y el resto de la bechamel. Movemos hasta que esté todo bien empapado por el huevo.
  • Con las manos impregnadas de pan rallado, vamos amasando la carne sobre la encimera de la cocina, hasta formar una bola un tanto aplastada de manera que tome la forma del erizo. Colocamos la carne sobre una bandeja de horno que, previamente, habremos untado con un poco de aceite.
  • Precalentamos el horno a unos 180 grados.
  • Sobre el lomo del erizo vamos a ir colocándole piñones, de forma irregular, que formen las púas de su cuerpo, dejado libre la cabeza donde pondremos las orejas y el hocico.
  • Pelamos los tomates, las zanahorias y la cebolla y los ponemos enteros en la misma fuente del horno. Vertemos el caldo e introducimos al horno.
  • Debemos vigilar el estado de los piñones, así que cuando lleve de media hora a tres cuartos, lo tapamos con un papel de aluminio para que no se quemen. Hacerse completamente puede tardar sobre hora y media.
  • Lo sacamos del horno y lo dejamos reposar un poco. Con las verduras y el caldo haremos una salsa fina, así que lo mejor es pasar las verduras por la batidora o por el chino.
  • Para adornar al erizo utilizaremos las aceitunas negras, un poco de mayonesa y los clavos para las pupilas. Para el hocico y las orejas bastará con meter un poquito al horno un poco de hojaldre, previamente cortado con la forma que queramos, y de este modo cogerá volumen.
  • Servir con la salsa aparte.

Algunos trucos: para la bechamel, si quieres, puedes utilizar la que ya se vende elaborada, así te ahorras un paso. Con la carne, puedes pedirle a tu carnicero que cuando te la pique, añada un trocito de panceta de cerdo o cualquier otra parte grasa, de este modo queda mucho más jugosa que la ternera sola.

Vía | Webos Fritos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Receta para niños: Barcos de ensalada 2 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *