28 marzo 2011 Alimentación, Entretenimiento

Receta para niños: Faro de queso
Los que nos leeís habitualmente ya sabeís que nos gusta proponeros recetas con las que divertir a los niños, conseguir que coman algo que no les gusta mucho o que sean fáciles para que las preparen ellos mismos. Hoy os contamos como hacer un faro de queso y tomate. Es muy sencilla, la pueden hacer ellos mismos, muy vistosa y dependiendo del tamaño que elijas, puede ser un plato o un acompañamiento.

Necesitamos queso del que más les guste, bola, fresco o mozzarella, tomate de ensalada y cherry, cebollitas en vinagre y unas puntitas de espárrago o cebolla fresca (cebolleta). Después de lavar bien las verduras, hay que cortar el queso y el tomate de ensalada en rodajas de un centímetro de ancho aproximadamente.

Tan sólo hay que ir alternando una rodaja de queso con una de tomate, por ese orden, hasta la altura que queramos. Sobre la última rodaja de queso, pon medio tomate cherry y encima una cebollita en vinagre. A un tercio del borde superior se puede poner una rodaja de queso más ancha que hace de barandilla del faro. Sobre ella podemos decorar con las puntas de espárrago o las de cebolla fresca, todo alrededor, alternando con cebollitas en vinagre.

Ya está listo. Para que no pierda la estabilidad se podría usar un agitador de bebida o un pincho. Si quieres hacerlo de guarnición, para un plato de pasta, por ejemplo, sólo hay que hacer circulitos de queso más pequeños y usar tomates cherry. En ambas modalidades admite algunas cosas entre el queso y el tomate, como pepinillo, pepino o atún.

Deja que los niños lo hagan a su gusto, seguro que lo comerán mejor y probablemente mejorarán la receta.

Vía | Essen und Trinken (en alemán)
Foto | Lecker

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *