24 julio 2011 Alimentación, Entretenimiento

Receta infantil con fruta, gelatina y helado
La gelatina es un alimento que suele gustar mucho a los niños y que no disgusta a los padres puesto que es natural, sana y ligera. Es proteína pura y muchas veces está enriquecida con vitaminas. Es un buen recurso para hacer postres que contengan fruta y conseguir que los peques las tomen con facilidad, aunque nunca se puede considerar un sustituto de la fruta fresca.

Para la receta de hoy necesitamos seis hojas de gelatina, un litro de batido de la fruta que prefieran los niños y medio litro de helado, también a gusto de los más pequeños. El batido podeís hacerlo en casa mezclando un litro de leche, con 160 gramos de azúcar y el zumo de la fruta elegida. Si son naranjas sería el zumo de cuatro, si es plátano bastaría con agregar dos o tres según el tamaño, si es melón hay que batir bastante pulpa, etc.

Ponemos las hojas de gelatina en un cuenco y las cubrimos con agua fría. Se dejan reposar unos minutos hasta que se pongan suaves y flexibles y se reservan. Calentamos ligeramente el batido en una sartén, sin hervir y retiramos del fuego. Sacamos las hojas de gelatina escurriendo el agua sobrante y las añadimos a la sartén con el batido. Se remueve bien hasta que quede una mezcla suave.

Distribuye la mezcla en vasos o tazas, también queda muy bien en vasos de chupito. Mételos en la nevera al menos una hora. Cuando vayas a servirlos, pon una bola del helado elegido sobre cada batido. Para que las bolas de helado queden perfectas, moja la cucharilla con la que vas a extraerlas en agua caliente y repite antes de cubrir el siguiente batido. Ya lo tienes listo para tomar.

Se puede añadir trocitos de fruta fresca al batido, adornar el helado con toppins o hacerlos de distintos sabores para una fiesta de cumpleaños. A los niños les encantará y sólo aporta 92 calorías. Ten en cuenta que la gelatina es normalmente de origen animal, si seguís una dieta vegetariana o vegana, tendreís que usar gelatina vegetal.

Vía | BBC Good Food

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Zumos peligrosos 17 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *