12 septiembre 2010 Crecimiento, Opinión

Ventajas
Lo cierto es que el debate sobre las ventajas de vivir en un pueblo o en una ciudad tal vez debe orientarse de forma diferente en función de la edad de una persona. Por ejemplo, al llegar a la universidad, una capital ofrece muchas más posibilidades en relación con el ocio, la formación y las salidas profesionales. Sin embargo, durante la infancia vivir en un pueblo tiene ventajas añadidas que hoy me gustaría compartir con vosotros.

Sin duda, uno de los temas más importantes para un niño que vive en una población pequeña o mediana es el de la seguridad. Observaréis con frecuencia que en un pueblo es habitual ver a los niños jugando en las calles con total libertad, sin embargo, en una ciudad, los niños necesitan la compañía de un adulto para acudir al colegio o volver a casa. Además, tampoco es habitual verles jugar al aire libre por lo que pasan la mayor parte del tiempo en casa o en clases extraescolares durante la semana.

Y es que uno de los puntos positivos para el bienestar emocional de un niño es el del contacto con la naturaleza. Además en un pueblo la contaminación ambiental es menor que en la ciudad. Sin duda, otro de los puntos favorables es el del tiempo que ahorran los padres y los niños de un pueblo a la hora de ir de un lugar a otro puesto que las distancias son menores. Dicho tiempo se resume en calidad de vida y también, en un día en cierto modo más largo puesto que las horas pueden aprovecharse mejor. Por el contrario, en una capital perdemos mucho tiempo en desplazamientos.

Como consecuencia, puede deducirse que los padres con niños pequeños que viven en un pueblo pueden ahorrar dinero. Por ejemplo, no necesitan hacer uso del transporte escolar. ¿Qué opinas de este tema? ¿Se te ocurren más ideas positivas sobre la vida de los niños en los pueblos?

Foto | Sobre Turismo

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los niños necesitan tener contacto con la naturaleza 14 septiembre 2010
  2. Ventajas que tienen los niños al vivir en la ciudad 17 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *