Cenar en familia, poca televisión y mucho descanso contra la obesidad

Cenar en familia, poca televisión y mucho descanso contra la obesidad

Escrito por: Belén    8 febrero 2010     Comentario     2 minutos

Probablemente nos estemos obsesionando un poco con la obesidad infantil, no todos los niños gorditos terminan siendo adultos obesos y en mi profana opinión, la constitución y la herencia genética es lo más determinante en muchos casos. Pero esto no quita para que conozcamos los peligros del sobrepeso en nuestros peques y los hábitos que […]

Probablemente nos estemos obsesionando un poco con la obesidad infantil, no todos los niños gorditos terminan siendo adultos obesos y en mi profana opinión, la constitución y la herencia genética es lo más determinante en muchos casos. Pero esto no quita para que conozcamos los peligros del sobrepeso en nuestros peques y los hábitos que pueden favorecerlo.

Según un estudio publicado en Pediatrics, cenar en familia, limitar las horas de televisión y dormir lo suficiente podría reducir hasta un 40 por ciento la incidencia de obesidad entre los niños. La investigación se realizó con los datos de 8.550 niños estadounidenses nacidos en 2001.

Se comprobó la incidencia de la obesidad entre los niños que cenaban en familia al menos cinco veces por semana, dormían mínimo diez horas y media por noche y no veían más de dos horas de televisión diaria. El resultado fue que un 14,3 por ciento de estos pequeños tenía obesidad frente al 24,5 por ciento de los que no seguían estas rutinas.

Seguir estas pautas no evita que algunos niños sigan siendo obesos, hay más factores que intervienen. Los investigadores consideran que aplicar al menos una de ellas puede tener un impacto positivo en el peso del menor. La autora de la investigación, Sarah Anderson explicó que, “comer juntos habitualmente, asegurarse de que los hijos duermen lo suficiente y limitar el tiempo de consumo de televisión puede ser más difícil para unas familias que para otras. De cualquier forma, según sus circunstancias y limitaciones específicas, las familias deberían considerar cuánto les costaría contar con estas rutinas para su hijo. Tenemos que apoyar a los padres en sus esfuerzos de establecer y mantener estos hábitos”.

Mandar a los niños pronto a la cama o apagar la televisión puede costar un poco al principio, pero como todo es cuestión de acostumbrarse.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-MikeWebkist


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.