Cómo compartir con el niño recuerdos de un abuelo fallecido

Cómo compartir con el niño recuerdos de un abuelo fallecido

Escrito por: Maite Nicuesa    26 julio 2021     3 minutos

Los abuelos, en ocasiones, están físicamente ausentes pero presentes a través del testimonio de vida de quienes dan voz a los recuerdos de su existencia

Los abuelos dejan huella en la vida de los nietos incluso a través de su ausencia. Porque están presentes en sus hijos. Los recuerdos se convierten en un legado inmaterial que perdura como una expresión del amor que pasa de generación en generación hasta llegar al nieto.

¿Cómo compartir con el niño los recuerdos de un abuelo fallecido pero no ausente? Existen distintas experiencias que pueden servirte de referencia.

1. Descubrir los lugares que fueron importantes en su vida

Cada ser humano deja su propia huella en los entornos que recorre. La biografía de una persona está directamente vinculada a sitios en los que experimenta un arraigo o con los que tiene una historia especial. Por ello, los recuerdos también se desvelan al pasear por lugares esenciales como el pueblo en el que nació una persona, el municipio en el que vivió algunos de los años más felices o el destino en el que disfrutó de felices vacaciones.

2. Recetas de cocina

La alimentación está muy vinculada a las emociones. De hecho, una receta también produce sensaciones especiales. Así ocurre cuando un plato te recuerda a algunas de las comidas que te preparaba tu abuelo/a. La neurogastronomía profundiza en torno a los recuerdos vinculados con aromas, sabores y texturas.

Abuelos Y Nietos

3. Árbol genealógico

Un árbol genealógico presenta de forma visual los lazos existentes en una familia que evoluciona a lo largo del tiempo. Cada protagonista queda enmarcado en una ramificación de nombres, vínculos e historias. Por ello, también es posible compartir con el niño recuerdos de un abuelo fallecido desde la perspectiva familiar.

4. Testimonio de quienes conocieron a ese ser tan especial

Amigos, familiares, conocidos, compañeros de trabajo y vecinos son algunas de las personas que han compartido tiempo con el abuelo. Y, cada uno desde su perspectiva, se convierte en testigo de su vida.

5. Vídeos y fotografías

Existe una forma de viajar en el tiempo, aunque sea de un modo metafórico. A través de las fotografías es posible capturar segundos del pasado. Por ello, las instantáneas que reflejan la niñez, la adolescencia, la juventud y la madurez de quien llegó a convertirse en abuelo, reflejan un recorrido vital marcado por la evolución continua. Las fotografías permiten descubrir a ese ser tan especial más allá de este rol.

Dia Del Abuelo

6. Cuentos de infancia

Puedes compartir con tu hijo, ahora desde otra perspectiva, los cuentos, canciones y películas que descubriste en compañía de la persona que ahora está ausente. El cine, la música y la literatura son universales. Utiliza el lenguaje creativo para traer al presente la esencia de momentos felices del pasado que te siguen acompañando ahora.

En ocasiones, el niño no conoce a alguno de sus abuelos. Y, sin embargo, la figura de ese ser querido también puede formar parte de la infancia de quien, a través del testimonio de quienes conocieron a ese ser tan especial, se aproxima a su vida. En este Día de los Abuelos, las familias rinden homenaje a su figura por su generosidad, sabiduría, capacidad de mediación y apoyo constante. Abuelos que permanecen cercanos, incluso, cuando están ausentes.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.