Manualidades con niños: Plantas en lata

Manualidades con niños: Plantas en lata

Escrito por: Belén    17 mayo 2010     2 Comentarios     2 minutos

Hoy es el Día Mundial del Reciclaje y no se nos ocurre mejor manera de celebrarlo que compartir una manualidad sencilla y que no sólo sirve para reciclar, también para crear vida y por supuesto para entretener a los peques. Necesitarán la ayuda y supervisión de un adulto, al menos en las primeras fases, para evitar que se corten con la lata.

Necesitareís una lata vacía, del tamaño que queraís, un destornillador y un martillo, yeso líquido, pinturas acrílicas, fijador acrílico en aerosol, un palo de madera, cartulina, tijeras dentadas, rotulador negro permanente, entre 5 y 10 piedras pequeñas, media taza de tierra de maceta, cola blanca, agua y la planta aromática que prefiraís. Para la pintura lo mejor es dejarse aconsejar en la tienda si no tienes costumbre.

Lava y seca completamente la lata. Si es necesario tendrás que lijar los bordes que hayan quedado. Pon la lata boca abajo y que el adulto haga unos pequeños agujeros en la base con el destornillador y el martillo. Pinta el exterior de la lata con una capa de yeso y deja secar completamente. A partir de aquí el niño ya puede colaborar. Ahora toca pintar la lata con los colores o motivos que elija el peque. Si es necesario dad más de una capa y dejar secar completamente. En una zona bien ventilada, aplicar el fijador y de nuevo dejar secar.

Cubrid la base de la lata por dentro con una capa de piedrecitas que harán de drenaje. Añade suficiente tierra para llenar las dos terceras partes de la lata. Trasplanta la plantita de su maceta a la lata y rellena con más arena para que quede firme y compacta pero no muy apretada. Ten la precaución de poner un platito bajo la lata antes de regar y riega generosamente.

Pinta el palo de madera del color que quieras y recorta un cuadrado de cartulina. Extiende yeso en ambas caras de la cartulina y déjala secar. Con el rotulador escribe el nombre de la planta en la cartulina y pégalo al palito. Ya tienes un cartel informativo del tipo de planta que estaís cultivando, muy útil si realizaís más de una maceta. Tened cuidado al poner el palo en la maceta, que no pille las raices de la planta.

El niño tendrá que encargarse de cuidarla, regarla y que esté al sol pero no excesivamente. Seguro que le encanta recoger un poco de su propio tomillo o albahaca para hacer la comida.

Vía | Kaboose
Foto | Flickr-Arkangel


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.