Método Kaizen para evitar la pereza en los niños

Método Kaizen para evitar la pereza en los niños

Escrito por: Sacra    22 enero 2018     Comentario     2 minutos

El método Kaizen o la regla del minuto es un método para evitar que nuestros niños cambien sus hábitos diarios evitando la pereza en sus tareas.

Uno de los grandes males de la humanidad es la pereza. Es normal que a menudo sintamos como una losa sobre nuestro ánimo que nos cuesta demasiado arrastrar, y con la que nos sentimos incapaces de avanzar ni un solo paso. Terminar las tareas cotidianas o levantarnos por la mañana, una vez ha sonado el despertador, puede resultar una gran aventura titánica que no siempre estamos dispuestos a realizar. Si queda en una mera anécdota, como algo pasajero, no está mal, lo peor es que se convierta en una rutina.

La pereza en los niños suele ser habitual. Les cuesta levantarse por las mañanas, no les apetece lavarse los dientes, les cuesta masticar durante la comida o tenemos que repetirle un millón de veces que deben hacer las tareas escolares. Superar la pereza es una forma de educarles pero ¿cómo lo hacemos? Al parecer, un método japonés tiene la clave.

Método Kaizen o la Regla del Minuto

El método Kaizen es conocido, también, como la Regla del Minuto y es que sólo es necesario un minuto para cambiar nuestros hábitos cotidianos. Y es que hasta el más largo camino se inicia con un primer paso, en el momento lo hayamos dado ya tenemos gran parte del recorrido realizado.

Pero, más allá de la filosofía que nos quiera transmitir, este método es totalmente práctico y efectivo. La idea es darle un minuto, siempre a la misma hora, para que realice una tarea: “¿Recogemos la mesa en un minuto?”, “Un minuto para resolver esas sumas?”, “Abre el libro y lee un minuto”… Para incentivarlo, podemos regalarle un reloj. ¿Quién no es capaz de hacer algo, aunque no le guste, durante sesenta segundos?

niño enfadado ante la mesa

Aumentaremos el tiempo poco a poco hasta que se olvide del tiempo

Una vez el niño lo haya tomado como rutina, iremos aumentando poco a poco el tiempo. Es así como se acostumbrará, sin darse cuenta, a realizar estas tareas, y las llevará a cabo sin ningún tipo de trabas. La única condición es que ese minuto sea siempre a la misma hora. Poco a poco el niño se irá adaptando a esa tarea hasta que la realice sin mirar el reloj.

Este método fue creado por el japonés Masaaki Imai, y sobra decir que resulta efectivo, no sólo para los niños, también los adultos pueden verse beneficiados. Una forma eficaz para cambiar ciertos hábitos de forma paulatina, sin esfuerzo y para siempre. Además nos puede resultar muy útil para que nuestros peques se inicien en otros buenos hábitos como la lectura o el deporte, por ejemplo.

Por cierto, Método Kaizen significa “Sabiduría para cambiar”.

Vía | Marjal Costa Blanca
Fotos | Idn magazine y Babyono


un comentario

  1. Buen método. Se debería aplicar también a muchos adultos.

    Gracias por el artículo. me parece muy interesante.

    Un saludo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.