2 marzo 2011 Alimentación, Educación

Alimentos de temporada, casi nada de sal y comer menos, cambios en la nutrición
Como todo cambia tan rápido en este mundo que vivimos, las recomendaciones nutricionales también lo han hecho en aras principalmente de combatir el incremento de la obesidad infantil, juvenil y adulta. Y como los padres, principalmente las madres, son los responsables primarios de la alimentación de sus hijos, es importante conocer en qué consisten esos grandes cambios para aplicarlos. En realidad se trata de una nueva pirámide nutricional de la dieta mediterránea y, aunque en lo básico se mantiene igual, se aportan algunas novedades que se deben conocer.

Antes se buscaba garantizar el suficiente aporte calórico y la selección de alimentos se hacía en función de su calidad y disponibilidad. Los hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, patatas…) y los de origen animal (carne, pescado y variados) que ocupaban un puesto destacado en la pirámide alimentaria, ahora no lo tienen tanto. El control de peso y el ejercicio físico son los grandes pilares sobre los que se ha construido la nueva pirámide de alimentación saludable para la nutrición actual.

Ahora se da más importancia a los vegetales que pueden consumirse sin control, a las frutas y las legumbres (éstas en cantidades controladas) y se limita el consumo de hidratos de carbono y se restringe bastante el de alimentos de origen animal. Se busca, en definitiva, de controlar / limitar el aporte calórico para evitar la obesidad y la sobrealimentación. Comer más sano.

Entre las nuevas recomendaciones de los profesionales en la materia, uno de los puntos destacados de la nueva pirámide nutricional se centra en una recomendación básica que es la búsqueda siempre de alimentos de temporada tratando de consumir la mayor diversidad posible de alimentos.

Una diversidad en la que hay que intentar que siempre esté presente el consumo de cereales, frutas y verduras a lo largo de las principales comidas de cada día. Asimismo se aconseja disminuir el consumo de sal (algo que no es nuevo) e incrementar (esto sí que lo es) el uso de especias y otras hierbas a la hora de condimentar las comidas, de este modo se les da sabor y se permite reducir más la utilización de la sal.

Otros datos que se incluyen en las nuevas recomendaciones y que, a mi juicio, carecen de novedad es que se deben reducir las cantidades de alimentos por ración, es decir variar más las comidas pero disminuir la cantidadque se echa en cada plato. También se explica que se puede tomar vino con moderación (obviamente no los niños, sino sólo los adultos) y que todas estas medidas deben ir acompañadas de una práctica regular de actividad física. Otra recomendación es el aumento de la cantidad de agua que se bebe al día, unos seis vasos diarios… (aunque esto tampoco es muy nuevo).

Vía | Corazón y Salud
Foto | Alimentación del bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. España mejora su alimentación en comedores escolares 4 abril 2011
  2. Cambios en la pirámide de alimentos 25 mayo 2011
  3. 400 Social Signals 17 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *