2 enero 2016 Alimentación, Salud

Dulces en celebraciones2

Aún faltan unos días para que acaben las vacaciones e invierno (en unas Comunidades los niños regresarán a las aulas el día 7, en otras el 11), pero es muy probable que no hayáis prestado atención a la alimentación durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Y cuando digo ‘no prestar atención’ me refiero a que son celebraciones en las que el equilibrio energético brilla por su ausencia, y se nota sobre todo en un aumento de la ingesta de azúcares (también en las proteínas y grasas).

Las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, sitúan el aporte máximo de azúcar a la dieta de los niños en (aproximadamente) un 5 por ciento de las calorías totales, lo cual se traduce en unos 37 gramos diarios. Con solo echar un vistazo a una mesa preparada en la que nos hayamos sentado estos días, nos daremos cuenta de que la mayoría de peques sobrepasan esa recomendación: refrescos, dulces de Navidad, bombones, frutas caramelizadas. Si a ello sumamos el batido de la merienda, las magdalenas del desayuno, y las natillas para el postre de la cena (porque puestos a hacer ‘extras’, los hacemos de verdad) el aporte de azúcar se dispara.

Y a día de hoy aún nos queda el roscón de Reyes, sumado al chocolate con churros en casa de los abuelos, y un largo etc.

Idealmente, cuando sabemos que nos vamos a exceder, o que nos hemos excedido, podríamos esforzarnos un poco para que nuestros hijos mantengan el nivel de actividad física habitual, incluso aumentado: un paseo, estrenar la bicicleta, ir andando a ese destino que no queda lejos, coger la escalera y no el ascensor. Pero ¡mucho cuidado! porque si digo que podemos equilibrar haciendo ejercicio, no estoy diciendo que siempre podemos dejar que los niños ‘se pasen’ porque después quemarán; ya que no son si no excepciones.

Dulces, consumer

Trucos para hacer de vuestras comidas festivas ocasiones para cuidar un poquito la salud

Es posible, y por otro lado nada de obsesionarse, no tiene sentido, total solo son unos pocos días al año, ¿unos pocos?, bueno, bueno… en realidad son muchísimos (contando todos los periodos de vacaciones, los fines de semana, etc.).

  • Intenta mantener los horarios habituales, es difícil pero no imposible; y ¡más importante aún! es mantener las cinco comidas diarias, para que los niños se sientan saciados. Incluye una pieza de fruta en almuerzo o merienda.
  • Aperitivo saludable: si media hora antes de la comida familiar, el niño come un alimento bajo en calorías, su organismo segregará el estímulo que manda la señal de saciedad al cerebro, y tenderá a no atiborrarse después. Hay varios ejemplos de alimentos de este tipo: una zanahoria, una manzana, un puñadito de nueces peladas (y picadas si tienen menos de seis años), una porción de queso, etc.
  • ¿De postre? fruta, y después de la fruta si quieren… son preferibles dulces tradicionales, y el turrón clásico (lo preferirán blando) antes que de chocolate o yema.
  • Prioriza el agua sobre las bebidas carbonatadas o zumos envasados, siempre que puedas.

Dulces en celebraciones

Además de todo esto, intenta que los desayunos sean saludables y equilibrados; y vigila que se laven bien los dientes tras las comidas, y si pasáis el día fuera, antes de dormir.

Fotos | Flickr-OakleyOriginals, Consumer, Valters Krontals

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Me parece muy bien que hayan tratado este tema, y es que los casos de colesterol en niños y adolescentes han ido en aumento, especialmente en países como España y Estados Unidos. Intervienen varios factores, siendo la herencia genética el que más peso tiene, por eso es importante hacer que los chicos se hagan un chequeo al año. El sedentarismo y darles de comer todo lo que nos pidan no es la mejor manera de manifestarles nuestro amor.

    • Gracias por tu comentario Vivian; también pienso como tú: darles lo que les apetecería de comer es casi contrario a amarles. Es necesario encontrar un equilibrio.

      Saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *