26 junio 2011 Entretenimiento, Salud

Las piscinas hinchables también son peligrosas
Hemos hablado en más de una ocasión de los peligros del agua y las piscinas y lo importante que es no dejar a los niños ni un segundo sin vigilancia. Generalmente no relacionamos las piscinas hinchables que ponemos en el jardín o la terraza con estos riesgos, pero con sólo 5 centímetros de agua es suficiente para que se ahogue un bebé de un año. Según van creciendo hace falta más agua logicamente pero como vemos no son necesarias grandes cantidades.

El equipo del doctor Gary Smith, director del Centro para la Investigación y Política de Lesiones del Hospital Nacional de Niños en Columbus, Ohio, ha analizado los accidentes en las piscinas caseras entre los años 2001 y 2009. Encontraron 209 casos de muerte por ahogamiento de niños en ese periodo, una muerte cada cinco días en los meses de verano. Casi todos los niños fallecidos tenían menos de cinco años y estaban en el jardín de su casa.

Muchos de estos niños estaban siendo supervisados por sus padres, pero estos no estaban al cien por ciento con sus hijos. Charlaban por el móvil o con amigos o tomaban copas con ellos. Los niños accedieron a la piscina en la mayoría de los casos por la escalerilla o utilizando un objeto cercano para subir. En algunos casos estaban ya dentro del agua.

Según los expertos los padres deben centrarse en la vigilancia, hacer que los niños usen salvavidas cuando estén en el agua, bloquear los accesos a la piscina para que no entren solos y vaciar la piscina si es pequeña cuando no vaya a utilizarse. Advierten que por pequeña que sea la piscina y por poca agua que contenga, suponen un importante riesgo para los menores.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Northern Life

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *