8 diciembre 2015 Educación, Entretenimiento

cortometraje sweet cocoon

Educar a los hijos no siempre es una tarea fácil y, mucho menos, agradecida. Además de enseñarles a tener una educación académica o social, también es importante que sepamos ayudarles a entender sus emociones, a poder compartirlas y, también, a hacerles partícipes de un mundo variopinto en el que las formas de pensamientos y creencias son totalmente diferentes, aunque no por ello desdeñables. Un mundo rico en matices cuya máxima debe ser el respeto.

Es así como buscando nuevas formas con la que explicar a los niños los distintos matices que nos unen y separan, nos topamos con los cortometrajes. Estas pequeñas obras de arte (pequeñas sólo en duración, pero grandes en imaginación), nos pueden ayudar a hacerles entender que, por encima de cualquier diferencia, es necesario recurrir al amor y al entendimiento para poder convivir todos juntos en un mundo más armónico. Y es así como hemos encontrado “Sweet Cocoon”.

“Sweet Cocoon” es un divertido cortometraje de animación que nos acerca al mundo de la Naturaleza, a sus cambios y a la importancia de los pequeños detalles que se van produciendo en nuestra evolución. Aunque los personajes son pequeños insectos, casi insignificantes, podemos comprobar como toda ayuda es importante, y como la colaboración entre todos resulta necesaria para conseguir el cambio.

“Sweet Cocoon” es un cortometraje de animación en 3D, creado por 5 estudiantes franceses de la ESMA Montpellier (Ecole Supérieure des Métiers artistiques), y que consiguió la nominación al Mejor Corto Animado en los premios Oscar de 2015. Una deliciosa fábula en la que vemos la importancia de la amistad, la constancia y, también, de los sorprendentes imprevistos de la naturaleza.

Foto | Esma

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *