18 agosto 2017 Psicología

Diferentes enfermedades que necesitan ser diagnosticadas

En la siguiente entrada comenzaremos a hablar acerca de las diferentes enfermedades mentales que pueden afectar a los niños. Es muy importante poder reconocer, diagnosticar y llevar el tratamiento adecuado en cada caso en particular. Si una enfermedad mental se desarrolla se podrá volver como algo habitual dentro de la conducta del pequeño, en estos casos podría ser más difícil de diagnosticar.

Sabemos que, como padres, a veces nos cuesta admitir que los niños pueden tener un problema. En ocasiones los cambios de comportamiento solo se deben a las tensiones diarias, o a la llegada de un hermanito o con cambio de escuela o mudanza.

Existen algunas señales que nos podrían determinar que estamos frente a un cuadro más serio. Por ejemplo, si el niño presenta problemas en varias ocasiones y lugares (como en la escuela, con sus amigos, o en casa), si se aísla de todas las actividades sociales, cambios en el sueño o en el apetito, volver a tomar actitudes de niños pequeños, señales de estar molesto todo el tiempo o de estar triste. Un punto muy importante es darse cuenta si el pequeño presenta signos de hacerse daño a sí mismo, como lastimarse frecuentemente, golpearse la cabeza, etc.

Existen algunas señales que nos podrían determinar que estamos frente a un cuadro más serio.

Es importante que sea el médico o el especialista quien se encargue de realizar el correcto diagnóstico, para ellos se evaluarán distintas señales y síntomas, además de su historia clínica y su historia familiar. Dentro de los diferentes tratamientos se pueden incluir medicamentos y terapia de conversación.

Diferentes tipos de enfermedades mentales

Los niños pueden tener diferentes enfermedades mentales, pero existen algunas que se presentan de manera más evidente que otras. Muchas de estas enfermedades pueden ser debido a situaciones estresantes que se deberán soportar en la infancia, traumas mentales que pasaron en el pasado, problemas genéticos o lesiones que pueden haber alterado el equilibrio químico en el cerebro del pequeño.

Una de las enfermedades que se pueden dar es el trastorno generalizado del desarrollo, se trata de la incapacidad de entender lo que sucede alrededor, los niños se podrán sentir confundidos y no tendrán la capacidad de entender lo que está pasando. También pueden tener trastornos del tic, se trata de un problema que se manifiesta mediante movimientos inquietos y al azar que realizan los pequeños, estos son recurrentes e involuntarios, los niños no pueden controlarlos.

En relación a los trastornos de la alimentación podemos decir que los más comunes es la bulimia y la anorexia. Tengamos en cuenta que la alimentación es una gran causa de preocupación, nos daremos cuenta de este problema cuando notamos que los niños están bajando de peso.

El trastorno de ansiedad se manifiesta en diferentes momentos, por ejemplo, suele aparecer cuando una situación se presenta o en los momentos en que tiene miedo. Dentro de los síntomas más comunes encontramos la sudoración y la aceleración del corazón.

En un próximo artículo continuaremos hablando acerca de las diferentes enfermedades mentales que pueden afectar a un niño, sus síntomas y cuáles serán los mejores tratamientos.

Vía | Medline plus
Foto | Pixabay – Stock snap

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *