15 noviembre 2016 Actualidad, Alimentación

el desayuno de los niños españoles

En los últimos tiempos, estamos asistiendo a un elevado y preocupante ascenso de la obesidad dentro del mundo de la infancia. Si bien muchos casos pueden venir marcados por la genética, son los hábitos de ocio y, sobre todo, la alimentación, lo que determina este grave problema de salud infantil. Los alimentos procesados, el exceso de grasas y la comida rápida hace que los hábitos alimenticios de nuestros niños hayan cambiado y, por lo tanto, también, su salud.

Y precisamente para entender las rutinas nutricionales de nuestros niños, el Ministerio de Sanidad ha elaborado un informe para, de este modo, intentar descubrir cuáles son los fallos que cometemos los españoles al alimentar a nuestros niños. El más llamativo y sorprendente se centra en el desayuno, momento del día en el que seguimos suspendiendo.

Desayunan todos los días pero lo hacen mal

Según este estudio, realizado a casi 11 mil niños españoles con edades comprendidas entre los 6 y los 9 años, el 93 por ciento afirma que desayuna todos los días; sólo el 0,5 por ciento no lo hace nunca. Pero aunque sigan respetando este momento para tomar su primer alimento del día, no lo hacen tan completo como debieran.

Según los datos recabados a las familias españolas, el 15,5 por ciento de los niños sólo toman líquido durante el desayuno, a pesar de las recomendaciones sanitarias en las que nos aconsejan acompañarlos de otros tipos de nutrientes como son las frutas o los cereales.

La leche, la reina del desayuno

De entre todos los alimentos que nuestros niños toman en el desayuno, destaca como reina indiscutible la leche. Un 78 por ciento de nuestros pequeños la toman como primer alimento del día, ya sea sola o con algún complemento con sabor a cacao o chocolate.

Para acompañar el vaso de leche, algunos de ellos toman galletas, bollería industrial, pan o cereales. Precisamente la combinación de un lácteo con cereales es la preferida por, casi, la mitad de los niños de nuestro país.

A pesar de las recomendaciones que nos piden incluir otro tipo de alimentos como frutas, huevos u otro tipo de lácteos como el queso o el yogur, sólo un 8 por ciento toma alguna fruta en el desayuno y un 6 por ciento se prepara un huevo. De hecho, sólo un 2,8 por ciento de los niños españoles toman un desayuno de calidad.

Desayunar en familia

Los niños con sobrepeso desayunan peor

Este estudio también ha servido para comprobar que aquellos niños que tienen obesidad o sobrepeso realizan unos desayunos distintos a los que presentan un peso normal. Un gran porcentaje de ellos comen pan en esta primera comida del día, frente a aquellos que lo hacen con cereales. También se ha destacado la presencia de los zumos envasados, que suelen ser potenciadores de un peso más elevado en los niños.

Otro dato curioso es el hecho de que aquellos niños que desayunan fuera de casa presentan más peso que los que lo hacen en el hogar y, especialmente, con la familia.

Vía | Infosalus
Fotos | Dionisia Plaza y Salud pasión

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *