29 agosto 2010 Educación, Opinión

berrinche

Existen pequeños que no se conforman con un ‘no’ de sus padres y mediante caprichos, berrinches y pataleos le demandan a los padres que compren cuanta cosa se les ocurre. Frente a esta situación muchos padres no saben como resolver el problema y se angustian, sin pensar que el dialogo es la mejor herramienta que se puede usar para llegar a un entendimiento favorable para ambos.

Como padres debemos hablar en forma clara con nuestros hijos. Debemos remarcarles los valores que no tienen nada que ver con las cosas materiales. Marcando los verdaderos valores que son el amor, la familia, el respeto, entre otras cuestiones (aunque suene muy altruista de mi parte). Como padres no tenemos porque sentirnos obligados moralmente a acceder a los caprichos, pero si debemos tener presente que estamos obligados a educar. Esta es la función de la familia.

En algunos momentos pareciera que las explicaciones que damos como adultos no son lo suficientemente convincente para los niños, no llegan a contenerlos, no paran su frustración o angustia que genera no tener todo lo que ellos quieren. Desde ya que el ‘no’ genera frustración y angustia. Por lo que nosotros, como padres, no debemos esperar que el pequeño se sienta feliz frente a una negativa, pero los limites son buenos y ayudan a crecer, veras que a largo plazo los frutos son más dulces que los que obtendrás si das rienda suelta a todos los caprichos que pasen por su mente.

Para que tu hijo entienda que no acceder a todos sus pedidos no implica una falta de amor, es bueno decirles exactamente que no acceder a sus pedidos no involucra una falta de afecto y atención sino una forma de educarlos basada en el amor.

Vía | Ser Padres Hoy
Foto | Flickr – Ishizusy

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cómo evitar ser un padre controlador 23 mayo 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *