18 junio 2011 Alimentación, Entretenimiento

Sandía transformada en galletas
Los niños suelen aceptar mucho mejor la fruta de verano que la de invierno porque son más dulces y apetece más algo fresco. Entre todas la que más suele gustarles es la sandía, especialmente desde que se vende sin semillas. Además es muy adecuada por la gran cantidad de agua que contiene. Aprovechando que les gusta, os proponemos convertirla en una merienda divertida.

La textura de esta fruta hace que sea muy sencillo transformarla. Podemos servirla en brocheta, alternando con cualquier otra fruta veraniega, con pavo o jamon york y con cuadraditos del queso favorito de los niños. También se puede presentar en palitos para mojar en crème fraîche. Así tenemos dos deliciosos y frescos aperitivos.

Para servir la sandía como veraniegas galletas decoradas, corta una rodaja de centímetro y medio – dos centímetros de ancha. Recorta utilizando el cuchillo o cortadores de galleta con formas divertidas. Cubre la parte superior de las “galletas” con yogur de vainilla o el favorito de tus niños (mejor si es griego por la consistencia) y decora con fideos de chocolate, cereales o lacasitos. Guárdalo en la nevera hasta que se vaya a comer.

Utiliza la sandía en el desayuno, mezclada con los cereales o acompañando unas tortitas. En la comida como postre pero también como parte de la ensalada o la guarnición. En la merienda con algunas de las recetas que os proponemos e incluso como ingrediente de un sandwich. Prueba las recetas con melón o alternando ambas frutas, seguro que desaparecen del plato.

Foto | Family Fun
Más información | National Watermelon Promotion Board

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Receta para niños: Sandalias de galleta 25 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *