Educando a un niño hipersensible

Educando a un niño hipersensible

Escrito por: Sacra    22 abril 2010     16 Comentarios     2 minutos

Los niños hipersensibles son aquellos que reaccionan de un modo rápido e innato ante ciertos estímulos y situaciones que no son captadas por la mayoría de personas que le rodean. Ya desde muy temprana edad viven el mundo de las emociones de un modo extremado, no pudiendo controlar sus accesos de alegría o tristeza y viviéndolos, en la mayoría de los casos, con verdadera angustia.

Es por eso que, sintiéndose incomprendidos, se entristecen con facilidad lo que les hace reaccionar desde muy distintos puntos de ánimo, ya pueden encerrarse en su mundo de una forma hermética y dolorosa, como llamar la atención, mostrándose nerviosos y rebeldes, tanto como para ser confundidos con los niños hiperactivos. De hecho, las características principales que muestran son: dificultad para concentrarse, se vuelven olvidadizos y desordenados, se irritan con facilidad, son dinámicos y al momento se sosiegan incomprensiblemente, tienen una gran capacidad para asimilar los conceptos pero grandes dificultades al intentar expresarlos y son, sobre todo, los más capacitados para entregarse al mundo del arte.

Uno de los peores enemigos a los que se enfrenta el niño hipersensible es a las bajas calificaciones escolares, esto les provoca una angustia que degenera en un bloqueo mental que le impide concentrarse adecuadamente en sus deberes y, al mismo tiempo, se sienten inseguros y amenazados como si esto les augurara el peor de los daños. Esta exagerada exigencia les hace retrotraerse, sumergiéndose en un mundo particular de fantasía.

La mejor manera de ayudar al niño hipersensible es enseñarle a encauzar sus emociones. Lo ideal sería encontrar el equilibrio justo entre esos sentimientos y la capacidad de reacción ante determinadas circunstancias. Ayúdale a reconocer los distintos estados emocionales del ser humano: cuando alguien ríe es que está contento o si llora es por tristeza. Explícale tus emociones, si estás enojado con él dale detalles del porqué, del mismo modo que deberías compartir las cosas que te hacen feliz o aquellas que te provocan infelicidad o enfado. No trates de ocultar tu malestar cuando es evidente y escúchale siempre que quiera compartir contigo sus sentimientos, además de preguntarle sobre ellos, de este modo se sentirá comprendido y amado.

Vía | Cuidado Infantil


2 comentarios

  1. sandy vences luna dice:

    creo que x fin entiendo lo que soy y lamento mucho que sea algo tarde creo, ahra se que fui uno de esos niños habra algo para tratar ese problema a mi edad , o almenos unos consejos para sentirme mejor.

  2. Sacra dice:

    Sandy, aunque suene a tópico, nunca es tarde. Ahora es el momento, independientemente de tu edad, para aceptarte, quererte y saber que cada uno somos distintos y no siempre, los demás, tenemos la clave para entender y comprender a los que están a nuestro alrededor.
    Vive y disfruta de tus emociones pero intenta que no te anulen. La vida está llena de grandes experiencias.
    Un buen psicólogo te puede ayudar a canalizar toda tu angustia y así encontrar un equilibrio para tu vida.
    Un abrazo y buena suerte.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.